LOS ESTÁNDARES DE LA CONSTRUCCIÓN Y FUNCIONES DEL DIRECTOR RESPONSABLE DE OBRA SON DE VITAL IMPORTANCIA PARA LA SOCIEDAD: RODOLFO URIBE, INGENIERO CIVIL

+ Explicó que el Director Responsable de Obra es el encargado de dirigir y supervisar los trabajos de una construcción, sin embargo, lamentó que muchos ciudadanos se animan a hacen obras sin un DRO, poniendo en riesgo su patrimonio y su integridad, incluyendo sus vidas.

  

Para llevar a cabo la construcción de una casa o un edificio es de vital importancia cumplir con los estándares y contar con un Director Responsable de Obra, afirmó el ingeniero civil, Rodolfo Uribe.

 

Lo anterior, para garantizar que la estructura no presente fallas o colapse con los sismos o cualquier otro fenómeno natural; además aseguró que un especialista puede prever los factores de riesgo y determinar el tipo de estructura, con base en estudios como de tipo de suelo, entre otros.

 

Comentó que es común que “la gente sin saber, se anima a construir sin el apoyo de un profesional, y terminan transformando un espacio para darle un cierto uso, con métodos que no son los adecuados y eso es frustrante”.

 

En ese sentido, enfatizó que un ingeniero debe cumplir con las normas de edificación, creados con la finalidad de garantizar la seguridad de la estructura para quienes vayan a usarla.

 

Asimismo, agregó que los reglamentos incluyen ciertos estándares de bienestar, que los ingenieros deben respetar, como las dimensiones requeridas de los espacios.

Es por ello, dijo que los municipios no permiten que se construya sin un permiso o licencia de, mismo que se otorga sólo a los proyectos que están firmados por un Director Responsable de Obra (DRO), el cual debe acreditar sus estudios mediante cédula profesional.

 

Explicó que el Director Responsable de Obra es el encargado de dirigir y supervisar los trabajos de una construcción, sin embargo, lamentó que muchos ciudadanos se animan a hacen obras sin un DRO, poniendo en riesgo su patrimonio y su integridad, incluyendo sus vidas.

 

El problema es que quienes van a empezar a construir sin un DRO “carecen de la orientación profesional, de la visión de un especialista, y por eso han pasado accidentes, como cuando se suscitan sismos y las viviendas se dañan o  colapsan edificios; por eso no debe dejar de existir esta figura, quien junto con el corresponsable estructural harán un mejor trabajo”, afirmó.

 

Lamentó que haya personas que piensen que no se requiere de un profesional para construir “y creen que es fácil, pero la mayoría de las veces, cuando se hace sin la asesoría de especialistas o de gente que se dedica a esta actividad, hay fallas”.

Algo curioso que compartió, es que con base en las experiencias pasadas diseñan nuevas formas de para construir, “los sismos nos dan la pauta para aprender o para corregir situaciones que no estaban bien estudiadas”.

 

Por ejemplo, “el reciente sismo en Oaxaca me hizo ver que la gente construye sus fincas sin los conocimientos adecuados y por eso suceden esos detalles, o comienzas a construir en riveras o ríos y con las lluvias se crecen y la corriente se lleva las viviendas”, manifestó.

En ese sentido, reiteró que es necesario investigar y asesorarse antes de construir, pero con el apoyo de especialistas, para evitar este tipo de situaciones; incluso señaló que hay profesionistas que hacen labor social para personas de escasos recursos, quienes les brindan asesorías sin costos para que no haya obras mal ejecutadas.

 

Asimismo, apuntó que han mejorado los estándares de seguridad, gracias a que cada cierto tiempo se modifican los reglamentos, ya sea con el Cenapred, o con el Instituto Mexicano de la Construcción, quienes emiten la normatividad y actualizaciones.

 

En ese contexto, dijo estar convencido de que “cualquier profesión necesita estar en una mejora continua, y el ingeniero civil se debe certificar y actualizar constantemente porque todo está cambiando y debemos tener un panorama actualizado, sobre todo en los sistemas de construcción para estar a la vanguardia”.

 

Por otra parte, comentó que  la tecnología ha sido una herramienta muy útil para mejorar en varios aspectos, empezando por los trámites que se tienen que realizar a nivel municipal para poder construir,  “hace 3 años todavía no podíamos hacer procesos en línea para el trámite de licencias y hoy en día ya contamos con ellos”.

 

Indicó que el municipio de Colima es el que mejor ha implementado esta nueva modalidad de llevar a cabo los trámites en línea; “Colima por excelencia ya cuenta con este sistema, y no tienes que ir directamente al Ayuntamiento a solicitar un permiso o una licencia para construcción, porque y lo puedes hacer desde tu casa”.

 

De igual forma, apuntó que Villa de Álvarez y Manzanillo está empezando a implementar este programa. Y destacó que Colima es el primer estado en usar estos sistemas para  hacer trámites en línea, “todavía hay detalles a mejorar pero vamos bien, por ejemplo: una solicitud para construcción tarda entre uno y dos días, el sistema te manda un mensaje cuando ya fue aceptado tu trámite y puedes hacer el pago con una tarjeta bancaria y liberándose el pago, al siguiente día ya te entregan tu licencia, la cual puedes descargar en tu computadora e imprimirla”.

 

Sin embargo, no desacreditó el trabajo administrativo que se realiza en las ventanillas municipales, donde consideró que “hay áreas de oportunidad, y es que hay gente que no le gusta o no le entiende a las aplicaciones en línea; además hay ciertas necesidades que no se pueden atender en línea y se necesita hacerlo en persona. Con el reglamento en mano y bien estudiado los trabajadores del ayuntamiento pueden ofrecerle un servicio de calidad a la ciudadanía”.

 

 

Finalmente, reconoció el trabajo de su gremio en el estado, pues “cuando queremos que las cosas se hagan de manera correcta, lo hacemos; veo un Colima bien organizado con una fisionomía urbana bonita, pero uno de los retos más grandes que he visualizado es hacer entender a la ciudadanía que nuestra profesión es importante porque transforma un medio ambiente, un espacio para hacerlo confortable”.