LA CAMPAÑA SEPTIEMBRE MES DEL TESTAMENTO OFRECE HASTA EL 50% DE DESCUENTO

+ El presidente del Consejo del Colegio de Notarios en el Estado de Colima 2018-2020, Carlos de la Madrid Guedea, detalló que en promedio, los costos para hacer un testamento ascienden a 3 mil pesos más IVA, ya que esto puede variar dependiendo de la notaría y del tipo de adjudicación de bienes. Sin embargo, durante la campaña el trámite cuesta alrededor de 1 mil 500 pesos.

 

  

Con el objetivo de promover en favor de las y  los mexicanos, el otorgamiento del testamento y contribuir a una cultura de previsión, de certeza y seguridad jurídica en el derecho a heredar, el Gobierno Federal lanzó la campaña Septiembre Mes del Testamento, en la cual los notarios y notarias de todo el país extienden sus horarios de atención, brindan asesoría jurídica gratuita en materia testamentaria, y reducen los costos del testamento para facilitar y fomentar su otorgamiento.

 

Al respecto, el presidente del Consejo del Colegio de Notarios en el Estado de Colima 2018-2020, Carlos de la Madrid Guedea, abundó que esto se viene haciendo desde hace 18 años de forma ininterrumpida, cada año en el mes de septiembre.

 

“Por parte del Gobierno Federal se celebra esta campaña Septiembre Mes del Testamento, la cual se lleva a cabo en todas las entidades de la República Mexicana”, dijo.

 

Detalló que previamente se hace una difusión de esta campaña con la finalidad de que la gente conozca lo beneficios, además de hacer conciencia sobre la importancia de hacer un testamento, para lo cual se usa el eslogan “Hereda bienes y no problemas”, y es que comentó que en la mayoría de los casos, después de que muere una alguien, se suscitan una serie de problemas debido a que no se dejaron heredados los bienes inmuebles, como terrenos, propiedades, casas; o dinero.

 

Por lo anterior, consideró de suma importancia aprovechar la campaña, en la cual los notarios reducen los costos de sus honorarios para realizar el trámite, y la Secretaría General de Gobierno, exenta el pago de ese derecho, lo cual se traduce en una reducción considerable de hasta el 50%, por lo que en total se gasta aproximadamente 1 mil 500 pesos,  “y las personas pueden acudir con el notario de su preferencia”.

 

Detalló que en promedio, los costos para hacer un testamento ascienden a 3 mil pesos más IVA, ya que esto puede variar dependiendo de la notaría y del tipo de adjudicación de bienes.

 

“No es lo mismo hacer un testamento en donde alguien le deja una casa a su hijo o hija, a que otra persona que tenga varias propiedades las reparta entre varios familiares, estos son trámites más extensos, también se heredan joyas, automóviles, entre otros”, apuntó.

 

Además, dio a conocer que de forma exclusiva y por primera vez se le está ofreciendo a todo el personal de salud que está al frente de la lucha contra la pandemia del Covid 19, algunos notarios están brindando este servicio de forma gratuita.

 

Consideró que el testamento es un documento que acarrea muchos beneficios, “es muy noble”, ya que no sólo se pueden heredar los bienes materiales que se tengan en posesión en vida, sino que también aquellos que se pueden adquirir después de morir o los que se vayan acumulando a futuro.

 

“Tal vez alguien compró un boleto de un sorteo o de la lotería y resulta ganador después de que muere, entonces por medio de un testamento se pueden repartir el premio, antes de que la ley lo haga por la persona fallecida y determine a quién le corresponde más o menos”, explicó.   

 

Cabe señalar que en el estado actualmente existen 26 notarías y 24 notarios.

La más reciente es la Notaría No. 7 en la demarcación de Manzanillo, la cual se le asignó a Rogelio Rueda Sánchez.

 

Precisó que en el estado son 3 demarcaciones notariales: la de Manzanillo, la cual comprende de 7 notarías; la de Tecomán, la cual abarca a los municipios de Tecomán, Armería e Ixtlahuacán, con un total de 5 notarías y 4 notarios; y la de Colima, que abarca a los municipios de Colima, Villa de Álvarez, Comala, Cuauhtémoc y Minatitlán, en donde hay 14 notarías y 13 notarios.

 

En ese sentido, argumentó que “la ley señala que debe haber un notario por cada 30 mil habitantes, por demarcación, y actualmente la demarcación se basa en el último censo de 2015, por lo que habría que actualizarlo. Sin embargo, estamos bien, porque hace unos años sí estábamos sobre representados los notarios, ya que había más notarías de las que tenía que haber, porque era menos la población de Colima, y a medida que ha aumentado se ha podido justificar el número de notarios y notarías”.