IMPULSA LA SEIDUR UNA CAMPAÑA PERMANENTE DE CONCIENTIZACIÓN Y DENUNCIA CON EL PROPÓSITO DE ALERTAR A LA POBLACIÓN SOBRE LA VENTA DE “LOTES IRREGULARES” PARA EVITAR POSIBLES FRAUDES.

+El Director General de Regulación y Ordenamiento Urbano, de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Seidur), Ignacio Barajas Ávalos, dio a conocer que están atendiendo la problemática de la adquisición de predios que no cumple con la normatividad; señaló que esta situación se ha venido incrementando en los municipios hacia el norte del estado, como en Comala, Colima, Cuauhtémoc y Villa de Álvarez.

 

La Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Seidur), a través de la Dirección General de Regulación y Ordenamiento Urbano, ha impulsado una campaña de concientización y denuncia con el propósito de alertar a la población sobre la venta de “lotes irregulares” para evitar posibles fraudes.

 

Al respecto, el Director de Regulación y Ordenamiento Urbano, de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Seidur), Ignacio Barajas Ávalos, dio a conocer que están atendiendo la problemática de la adquisición de predios que no cumple con la normatividad.

 

Enfatizó la importancia de informar a la población sobre la publicidad engañosa que se ha presentado principalmente con la venta de estos lotes al norte de los municipios de Comala ; Colima, Cuauhtémoc y Villa de Álvarez, donde de manera irresponsable se ofertan sin contar con autorizaciones correspondientes y afectando el patrimonio de muchas de las familias colimenses.

 

Por ello, informó que, en coordinación con los ayuntamientos de la entidad, se ha venido trabajando para prevenir a la ciudadanía sobre los riesgos de adquirir una propiedad sin verificar su autorización y las condiciones mínimas que debe cumplir el promotor de un fraccionamiento.

 

Explicó que los fraccionamientos campestres deben cumplir con una serie de requisitos para ser autorizados por los Ayuntamientos. “Un desarrollo campestre también requiere de infraestructura y de servicios”.

 

Indicó que los fraccionamientos campestres se ubican en la periferia de las ciudades, en áreas rústicas alejadas de las áreas de crecimiento urbano, por eso previo a autorizarlos es necesario, valorar su ubicación para establecer las condicionantes naturales del área y definir los elementos que deben ser conservados, de lo contrario, no solo estará en riesgo la inversión, si no también algunas áreas de importante valor ambiental “.

 

Referente a la venta de lotes irregulares, apuntó que “es muy recurrente que las personas que compran en copropiedad, muchas veces no están conscientes de la magnitud del problema hasta que constatan que no tendrán acceso a servicios básicos como el agua potable o la electrificación, que no son dueños de un lote independiente o que no pueden edificar, porque la autoridad no puede emitirles una licencia de construcción en esas condiciones, ante el desencanto, muchos optan por vender, trasladando el problema a alguien más”.

 

Referente a la compra y venta de terrenos campestres en la entidad, apuntó que se cuenta con el apoyo de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) quien afilia agencias inmobiliarias certificadas. Estas brindan a sus clientes la garantía de que los lotes que ofertan, cuentan con las autorizaciones correspondientes, por lo recomienda acercarse a recibir este tipo de asesoría para que la inversión que tienen en mente, sea legal.  

 

“En las inspecciones que hemos realizado nos hemos percatado de casos en donde ni siquiera el propietario del terreno es el que vende, sino que lo hace un intermediario, ocasionándole problemas tanto al dueño, como a los compradores”, expuso.

 

Precisó que han advertido a los Ayuntamientos sobre esta situación, “se han girado poco mas de treinta cédulas de reporte, principalmente para los municipios de la zona norte del Estado, ya que hemos visto que hay mucha oferta y venta de terrenos que quieren aprovecharse como si fueran fraccionamientos sin estar avalados o reconocidos por el Ayuntamiento”.

 

Finalmente exhortó a la población a informarse en esta Secretaría antes de adquirir una propiedad, para garantizar la certeza jurídica de su patrimonio, evitando así futuros problemas que pongan en riesgo la inversión realizada, ya que, construir o edificar en este tipo de predios, provoca asentamientos irregulares, con las implicaciones de carácter ambiental, económico, jurídico y de riesgo que esto implica.

 

Para cualquier duda o en caso de necesitar orientación, puso a disposición el número telefónico 3121672867 o también a través del Facebook o Twitter: SEIDURColima, y las oficinas de la misma, ubicadas en Boulevard Camino Real 435.