EN LYNWOOD, CALIFORNIA  GOBERNADOR LOGRA EMOTIVO REENCUENTRO  DE MIGRANTES COLIMENSES Y SUS FAMILIAS

+Con ello puso en marcha el programa Uniendo Corazones +Destaca el caso de Julián Rodríguez que tenía 27 años sin ver a sus hijas

 

Gracias a las gestiones y apoyo del gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, cinco colimenses radicados en los Estados Unidos y que tenían años separados por el fenómeno de la migración, volvieron a reunirse con sus familiares que viven en Colima, a través del programa denominado “Uniendo Corazones”.

 

El programa consiste en apoyar ante el Consulado General de Estados Unidos en Guadalajara, con trámites, gestiones y solicitudes expresas, a las personas que no cuentan con visa para ingresar de manera legal a ese país y que puedan visitar a sus familiares que radican allá desde hace muchos años y que no han visto.

 

El gobierno americano autorizó visas por diez años para cada una de las cinco personas que volvieron a unirse con sus familias en los Estados Unidos; sin embargo, para poder hacer uso de manera normal esos diez años, en esta primera ocasión tendrán que salir de territorio estadounidense máximo en 15 días, comprobarlo al gobierno americano, vía gobierno del estado, y luego entonces, podrán hacer uso normal de su nueva condición migratoria.

 

De igual manera se realizaron trámites ante la delegación estatal de la Secretaría de Relaciones Exteriores para gestionar el pasaporte para las personas que viajaron a los Estados Unidos en el marco de este programa.

 

En un evento celebrado en la Casa Colima en Lynwood, California, el mandatario estatal tuvo oportunidad de platicar con los beneficiarios del programa y de pedirles que respondan a la confianza que les han dado las autoridades de Estados Unidos para que volvieran a ver a sus familiares.

 

Los beneficiarios son Gloria Pérez, de Armería, quien tenía 22 años sin ver a su hermano; Florencia López Arroyo, de Armería, tenia 18 años sin ver a su familia; Julián Rodríguez Pérez, de Tepames, tenia 27 años sin ver a dos de sus hijas; Herlinda Rodríguez Rangel, de Tecomán, tenía 15 años sin ver a sus hijos e hijas y Manuel Martel Rivera, de Armería, tenía 18 años sin ver a su familia.

 

A finales del año pasado, Luis Buenrostro; presidente del Club de Migrantes de Cofradía de Juárez y Miguel Ángel Pérez, presidente del Club de Migrantes Armería Fraternal, visitaron en Colima al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez para solicitarle que se pusiera en marcha el programa Uniendo Corazones.

 

El programa se ejecutó a través de la Coordinación General de Atención a Migrantes, que encabeza Santos García Santiago.