EN EL 2020 IMPULSAREMOS COLIMA 4.0: CLÚSTERTIC

Convencidos de que la tecnología mejora las condiciones laborales de las personas, incrementa la productividad de los equipos de trabajo y por ende, eleva la competitividad de las empresas, el próximo año, ClústerTIC mantendrá su misión de impulsar la transformación digital de los sectores económicos, sociales y culturales del Estado de Colima. 

 

En el marco del informe de labores del ClústerTIC, la Presidenta del Consejo Directivo hizo una reflexión sobre el contexto político y social al que se enfrentan las cámaras y organizaciones empresariales e instó a los líderes a realizar una reflexión y auto crítica en torno a los cambios que enfrenta el país.

 

“He decidido orientar mi mensaje, motivo de nuestro informe de actividades 2019, sobre una reflexión que hemos realizado hace un par de días, al interior del equipo directivo del clúster, pero que hoy me gustaría compartir con ustedes, porque considero que este año 2019 será el último año en que las cosas que conocíamos, aquellas que hasta ahora nos eran familiares, ya no lo serán el próximo año”, manifestó.

 

“Me refiero a la dinámica en materia de desarrollo económico. Todas las instituciones, fideicomisos y programas de apoyo que las empresas y empresarios conocíamos ya no existen. El cambio de régimen social y económico al que nos dirigimos como país quedó instaurado durante este 2019. El 2020 será un año muy diferente, y así en los años subsecuentes”, puntualizó.

 

Indicó que por eso es importante, ante el discurso de confrontación y resistencia que algunos organismos empresariales cúpula han decidido mantener, nosotros, las empresas pequeñas y medianas, y las organizaciones que las aglutinan, como es el caso del Clúster, “debemos comenzar a levantar la mirada y trazar un cambio de rumbo significativo”.

 

Refirió que Hoy los sectores productivos requieren de instituciones sólidas, y las cámaras y organismos empresariales deben profesionalizarse y reforzar sus estructuras directivas y administrativas, a riesgo de parecer simples membretes sin capacidad para apoyar a sus afiliados y hacer frente al descrédito que las organizaciones de la sociedad civil enfrentan hoy ante la sociedad y el gobierno. 

 

Destacó que la economía como la veníamos ejerciendo, ya no tiene cabida en un modelo socioeconómico que tiene como prioridad el bienestar de las personas. En éste y en los próximos años, la agenda empresarial deberá buscar el equilibrio entre la generación de riqueza y el bienestar de sus colaboradores, entre el margen de utilidad y el beneficio a la comunidad como resultado de sus prácticas comerciales, deberá entre otras cosas, practicar una economía centrada en el respeto y dignidad de las personas y no sólo en las tendencias de mercado y las oportunidades de negocio por el negocio mismo.