EMITE PROFEPA PERITAJE PARA IDENTIFICAR ESPECIE DE FLORA PROTEGIDA, TRANSPORTADA ILÍCITAMENTE, EN COLIMA

+ Personal de la dependencia en la entidad identificó 22 trozos de madera en rollo y cuartones o gualdras.

 

+ La especie Dalbergia granadillo está listada en la NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría especie “En Peligro de Extinción (P)”, por lo que su aprovechamiento y comercialización están restringidos.

 

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) emitió peritaje para identificar 2 metros cúbicos de madera de la especie granadillo (Dalbergia granadillo), puesta a disposición del Ministerio Público de la Federación por la Policía Municipal de Coquimatlán, en el estado de Colima.

 

Dicha acción fue resultado de labores de investigación de la dependencia en el Ejido El Chical, en Coquimatlán, en coordinación con la Policía Municipal, logrando dar un golpe a la tala ilegal de madera en esa zona.

 

            En torno a la solicitud de la Procuraduría General de la República (PGR) de emitir dictamen sobre la madera conocida también como sangualica o cocobolo (especie de flora protegida), detectada por la policía cuando era transportada por tres personas en un vehículo, la PROFEPA identificó 22 trozos en presentaciones en rollo y cuartones que, por sus características físicas y morfológicas, corresponden a la especie de granadillo.

 

Al cubicar el volumen transportado de la madera, el personal de esta Procuraduría identificó 2.0 metros cúbicos consistentes en: 1.674 m3 en la presentación en rollo y 0.326 m3 en escuadría, con un valor económico total del orden de los 32 mil pesos.

 

Las características físicas observadas por inspectores de la PROFEPA en la madera transportada es que provenían de árboles verdes, con un color castaño rojizo oscuro del duramen, con vetas negruzcas, una consistencia dura y pesada, y alta densidad de masa.   

 

La especie de granadillo (Dalbergia granadillo) está considerada como no endémica, listada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría de especie “En Peligro de Extinción (P)”, por lo que su aprovechamiento y comercialización se encuentran regulados por la Ley General de Vida Silvestre (LGVS).

 

Asimismo, el granadillo y otras especies del género Dalbergia, en fecha reciente, fueron incluidas en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

 

Cabe señalar que la legal procedencia del granadillo se realiza con base en lo referido en los artículos 51 de la Ley General de Vida Silvestre, así como el 53 de su Reglamento, además, la posesión de especies en alguna categoría de riesgo o incluida dentro de algún tratado internacional del que México forme parte,  sin contar con los medios para acreditar su legal procedencia -como es en este caso-, es considerado un delito federal susceptible de ser sancionado con una pena privativa de la libertad que va de 1 a 9 años de prisión y una multa de 300 a 3,000 Unidades de Medida y Actualización, de acuerdo con el artículo 420, fracción IV, del Código Penal Federal.

 

La especie Dalbergia granadillo es un árbol que se desarrolla en México, en el bosque tropical caducifolio, cuya madera, por sus propiedades acústicas, es muy apreciada por los artesanos en la elaboración de instrumentos musicales, principalmente guitarras de estudio y concierto, y también se usa para elaborar artesanías, como mangos para cuchillos, castañuelas, teclas de marimba y decoración en general.