CRISIS IGUAL A OPORTUNIDADES PARA MÉXICO: RUBÉN ÁLAMO

+El empresario consideró que de concluirse los proyectos de infraestructura, como el nuevo aeropuerto, y el de las refinerías de Dos Bocas, entre otras anunciadas por el gobierno federal, se abrirían nuevas oportunidades de desarrollo para el país

 

El empresario Rubén Álamo Navarro, ex dirigente del PRI, consideró que estos tiempos de crisis, pudieran ser “la fase inicial de una muy prometida y necesaria transformación para México”.

 

En ese sentido, puntualizó que se pueden identificar grandes obras de infraestructura anunciadas recientemente y que cuentan con todo el compromiso del gobierno federal, las cuales calificó como “obras emblemáticas, las cuales son el eje fundamental del rumbo que se le está trazando al país, lo cual significan buenas noticias para la industria de la construcción”.

 

Sin embargo, dijo estar consciente de que las reglas de participación hoy son distintas, teniendo en cuenta que el gobierno ha anunciado que ejecutará directamente las obras, por lo que “me atrevo a suponer que será únicamente la dirección de proyecto la que quede al mando de las dependencias de gobierno y se pueda emplear un esquema de subcontratación para las diferentes especialidades requeridas”.

 

Referente a la construcción del gran aeropuerto, comentó que “sin duda alguna, la construcción en Santa Lucía suena como una mega obra que podría ser de interés para la mayoría de las empresas constructoras, pero después de la cancelación del NAICM es de esperar que un gran número de empresas tengan sus reservas para participar”.

 

Por otra parte, consideró que las empresas que no tuvieron la oportunidad de participar en la construcción del NAICM “podrían ver esto como una segunda gran oportunidad”.

 

Sobre el proyecto de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, comentó que “hay una amplia oportunidad para la industria de la construcción, inversión privada en proyectos de alta especificación, por lo que quienes quieran mantener su empresa con alta incidencia en el mercado, debe buscar la forma más viable de participar en este nicho de proyectos”.

 

Asimismo, mencionó que hay factores que influyen en el desarrollo de infraestructura en México y en el mundo, “como el cambio climático, el cual demanda una revisión del estado actual de las obras portuarias y de protección costera,  de las cuales deberán ser reforzadas para asegurar su vida útil y funcionamiento óptimo a largo plazo”.

 

Al hablar sobre el sector del turismo, señaló que “en el Pacífico mexicano se abren nuevas oportunidades para este mercado, y el mejor ejemplo en México es Cozumel, destino número uno para los cruceros, no obstante, por otra parte, la construcción de mega yates en el mundo sigue a la alza y la demanda de marinas con capacidad para alojar esta clase de barcos es cada día mayor, por lo que se puede esperar inversión para ampliar la capacidad en marinas existentes”.

 

Por lo anterior, el empresario apuntó que para poder echar a andar todos estos proyectos “la idea es buscar socios estratégicos para formar asociaciones en participación, consorcios o joint ventures que permitan sumar capacidades y especialidades para poder calificar y ser competitivos en las licitaciones”.

 

Finalmente, consideró que lo más importante, “es concluir exitosamente la construcción de dichas obras para sumar experiencias y capacidad financiera. Esto no se construye en corto plazo”, sentenció.