CORRE RIESGO DE COLIMA DE QUEDARSE SIN SERVICIO DE AGUA, ANTE LOS INCREMENTOS EN LA ENERGÍA ELÉCTRICA

Ante la cerrazón del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Manuel Barlett Díaz, en Colima se corre el riesgo de quedarse sin servicio de agua potable para los diez ayuntamientos, consideró el director general de la Comisión Estatal de Agua, Óscar Ávalos Verdugo.

 

Y es que señaló que el incremento del costo de la energía eléctrica fue considerable y ante esta pandemia que se está viviendo en todo el país, los nueve organismos operadores de agua no han tenido la recaudación proyectada y con ello no cuentan con los recursos económicos para poder cubrir el pago total del servicio de la CFE.

 

Lamentó que Barlett Díaz esté haciendo “oídos sordos” a lo dicho por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador en el sentido que durante esta contingencia sanitaria lo importante es la salud de los mexicanos y su tranquilidad, pero, reiteró, poco le importó al funcionario federal quien aprobó aumento en el costo de la energía eléctrica y hoy se está viviendo en México y en Colima, hogares, comercios e industria sin luz porque no han podido pagarla y les fue cortado el servicio.

 

Resaltó que en Colima se utilizan 2 mil 900 litros por segundo; lo que requiere el bombeo del vital líquido de los pozos, utilizando energía eléctrica para ello.

 

Indicó que ya varios directores de los nueve organismos operadores de agua han manifestado estar imposibilitados para pagar la totalidad del cobro que la CFE les está haciendo, poniendo en riesgo el servicio de agua potable y por ende la salud pública de todos los colimenses.

 

Ante este escenario, Ávalos Verdugo aseguró que no se está pidiendo a la Federación la condonación del pago, únicamente se solicita amplitud para extender más el periodo de pago a fin de que cuando los usuarios finales, es decir la población en general esté en condiciones de continuar realizando sus pagos del servicio de agua, los organismos tengan ya la capacidad de poder realizar el pago correspondiente.

 

Precisó que actualmente el municipio con mayor riesgo de quedarse sin servicio es Armería, pues ellos enfrentan adeudos por el orden de los 3 millones de pesos y están haciendo un pago de 800 mil pesos mensuales, pero si a esto se le agrega el nuevo cobro, se encuentran totalmente imposibilitados de pagar esa cantidad de dinero.

 

Lamentablemente dijo, se tiene conocimiento que la población está enterada de la situación y han comentado que, de intentarse hacer el corte del servicio de luz a las bombas, no lo permitirán, por lo que se podría generar un conflicto social.

 

 

Esta situación, de un posible conflicto social, es también preocupante, por lo que en el ámbito federal debe haber una pronta solución a la grave problemática que no solo se vive en Colima, sino en todo el país con respecto al pago del servicio de energía eléctrica.