SECRETARÍA DE EDUCACIÓN DE COLIMA IMPLEMENTARÁ, ANTE COVID-19, UN PLAN DE ATENCIÓN EN LOS CENTROS DE TRABAJO

Con el propósito de combatir y minimizar los efectos de la presencia del Coronavirus en Colima y principalmente en los planteles educativos de la entidad, la Secretaría de Educación está llevando a cabo la integración de un “Plan de Atención en los centros de trabajo ante COVID-19”.

 

Así lo dio a conocer Mercedes Casián García, directora de Gestión y de la Calidad Educativa en Colima, quien precisó que este plan consistirá en medidas preventivas, de capacitación y planeación, así como mecanismos de vigilancia que los centros de trabajo podrán implementar para prevenir el contagio de coronavirus COVID-19, mejorar su capacidad de respuesta y reducir las afectaciones que la epidemia pudiera causarles.

 

En este sentido, resaltó que en lo concerniente a la planeación, las acciones principales a realizar estarán: designar al personal responsable de mantener informado a todos los colaboradores del centro de trabajo respecto a las indicaciones de la autoridad sanitaria; identificar dentro del centro de trabajo al personal en mayor riesgo por su condición; así como identificar las tareas o funciones susceptibles de flexibilizarse o realizarse desde casa.

 

También, expuso, identificar las funciones que por su grado de exposición o atención al público sean más riesgosas e identificar las actividades esenciales para mantener la actividad del centro de trabajo.

 

Respecto a la capacitación e información, explicó la funcionaria estatal que se estará capacitando a todo el personal sobre las medidas de prevención y de limpieza; además de preparar a trabajadores para que puedan asumir y realizar diferentes funciones ante posible ausentismo.

 

Indicó a su vez que como medidas de prevención, se estarán estableciendo: limpieza permanente del centro de trabajo y los lugares de labor, incluidos los servicios de alimentos; proveer de productos sanitarios y de equipo de protección personal a las y los trabajadores y contar con depósitos de productos desechables y de uso personal.

 

Aunado a eso, señaló, instrumentar filtro de supervisión general para ingresar al centro de trabajo; enviar a casa al trabajador con síntomas de la enfermedad y remitirlo a su centro de atención médica, también identificando a trabajadores que hayan estado en contacto con una persona infectada y enviarlos a casa. Indicarles que, en caso de presentar síntomas, acudan a revisión médica, en donde también será necesario llevar el registro del personal incapacitado y evaluar posibles casos de contagio.

 

Es necesario, mencionó que también se flexibilice el trabajo, permitir la reorganización de los turnos y el escalonamiento de las jornadas laborales, así como el uso de las tecnologías para minimizar el contacto directo, incluyendo el trabajo a distancia.

 

Se debe, además, reducir la asistencia del personal en condición de vulnerabilidad alta y evitar el retorno de trabajadores enfermos sin contar con la evaluación médica pertinente. Sumando que se debe fomentar y brindar confianza para que las y los trabajadores se retiren ante la presencia de síntomas de la enfermedad, a través de la simplificación de trámites de incapacidad y la eliminación de descuentos por ausencia.

 

 

Finalmente expresó que habrá monitoreo de trabajadores en aislamiento y en caso de ser necesario contactar a la autoridad; así como de las disposiciones que establezcan las autoridades competentes para la modificación de acciones.