MILAGRO ROJIBLANCO

SOFÍA MARTÍNEZ | GUADALAJARA


 

 

 

Chivas volvió a ganar frente a León en casa luego de ocho jornadas sin victoria y cinco derrotas consecutivas, que lo catapultan a otro torneo sin calificar en medio de dos años de crisis y fracasos.

 

 

La noche del sábado en el Estadio AKRON se vivía una tensa calma, la directiva había emprendido una promoción especial en las tribunas para evitar la invasión esmeralda en su despedida del semestre con su afición.

 

 

La gente respondió y generaba un envión anímico con los jugadores para la causa del Rebaño.

 

 

Ya en la primera parte el León dominaba en el terreno de juego, mordiendo el campo, presionando a los locales y manejando sus tiempos; Chivas prefería aguantar al contragolpe.

 

 

Al 38’ tras una revisión del VAR, el árbitro Alejandro Funk generaba polémica al no cobrar un penal de Josecarlos Van Rankin sobre Jean Meneses, que hubiera representado la ventaja momentánea de la Fiera.

 

 

En el segundo lapso Michael Pérez abriría el marcador al 50’ tras un tiro desviado por Miguel Herrera para así batir al guardameta Rodolfo Cota, Chivas se iba al frente.

 

 

Casi al instante José Juan Macías emparejaba los cartones. Luego de un centro que no pudo cortar Hedgardo Marín, el delantero aprovechó y venció la cabaña Rojiblanca. Al 70’ el silbante cobraría un penal a favor del Guadalajara sobre Alan Pulido, el mismo Pulido seria el encargado de ejecutarlo con su peculiar estilo para darle el triunfo a su equipo.

 

 

Chivas no sumaba tres puntos desde el clásico tapatío el pasado 16 de febrero. Por otra parte, el León no tenía algún descalabro desde la fecha tres contra Tijuana, situación que le impediría superar el récord de puntos del América con 43 unidades.

 

 

 

CON INFORMACIÓN E IMÁGENES TAMBIÉN CORTESÍA DE SANTOS SOTO Y CACHIRUL