GIMNASIOS DE COLIMA NO AGUANTARÁN UN CIERRE MÁS, EXIGEN SE LES PERMITA SEGUIR TRABAJANDO

·        Aseguran propietarios de gimnasios en la zona conurbada de Colima y Villa de Álvarez que mantienen todos los protocolos de sanidad que exigen las autoridades sanitarias

·        Un cierre en estos momentos implica un riesgo económico para propietarios y trabajadores

·        Piden se les permita seguir trabajando

 

Ante la solicitud de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS) a los propietarios de gimnasios de cerrar nuevamente sus puertas ante el aumento de casos de COVID-19 en la entidad, propietarios de alrededor de 19 establecimientos, dieron a conocer su posicionamiento al respecto y en donde advierten, económicamente ya no aguantarían seguir sosteniendo los negocios sin ingresos.

 

Lamentaron que este giro comercial sea nuevamente cerrado por las autoridades sanitarias, quienes sin ningún oficio acudieron el día de ayer 9 de julio a invitarlos para evitar seguir otorgando el servicio.

 

En conferencia de prensa, uno de los propietarios de gimnasios, Pedro Soto, expuso la necesidad de que los gimnasios sean considerados como actividades esenciales, puesto que permiten que las personas tengan mayor resiliencia a enfermedades y a garantizar una mejor calidad de vida.

 

Además, consideró incongruente que otros establecimientos como restaurantes, bares y centros de entretenimiento se les permita continuar abiertos y no a ellos que fomentan la salud de quienes acuden a ellos.

 

Refirió que en todos los gimnasios se están siguiendo al pie de la letra los protocolos de seguridad sanitaria, es decir, se tiene baja afluencia, hay separación de metro y medio entre aparatos, se tiene alcohol gel, se satinizan los aparatos, se toma la temperatura de los asistentes, además de que todo el personal que ahí labora también sigue los protocolos señalados.

 

Todos –dijo- estamos siguiendo las normas, por lo que consideran injusto el cerrar por cerrar.

 

Es por eso, que los propietarios de los gimnasios hicieron un llamado a la Secretaría de Salud a emitir un protocolo de higiene y distanciamientos social aplicable para gimnasios para que pueden trabajar.

 

Piden, señaló, que los dejen trabajar, que, si hay que supervisarlos de manera constante lo hagan, que sancionen a quienes no siguen las recomendaciones, pero que también entiendan las autoridades que como propietarios y trabajadores se tienen compromisos, gastos, y ya es imposible mantener una situación de no contar con ingresos, en menos de dos meses podrían irse a la quiebra.