ATLAS SIGUE SIN ENCONTRAR LA BRÚJULA

Guadalajara, Jalisco, México. | Alberto Castellanos

El estadio Jalisco ante una mediana entrada, fue el marco del Atlas-Xolos de la jornada 9 del Apertura 2018.

Juego que se desarrolló el día de la independencia de México, feriado en la Ciudad de Guadalajara.

El conjunto rojinegro estrenó técnico tras la salida de Gerardo Espinoza, tuvó en el banquillo al argentino Ángel Guillermo Hoyos como debutante.

El equipo fronterizo venía de perder dos de sus últimos tres juegos en copa y liga, úrgido de resultados positivos para su causa.

Las acciones comenzaban con entradas ríspidas, ensuciando el partido desde los primeros minutos.

Al 13', Juan Carlos Valenzuela sería expulsado por una fuerte entrada sobre Brayan Garnica, dejando con 10 hombres a la visita.

A partir de ahí, Atlas sería amo y señor de la posesión de balón y las jugadas de mayor peligro.

A pesar de su superioridad los locales no pudieron hacerse del marcador, manteniendo el cero en el encuentro.

Después de haberse perdido jugadas claras en la parte inicial, Atlas perdería a Lorenzo Reyes al 37' tras hacerse expulsar.

45' se fueron y los Zorros se quedaban con las manos vacías.

Iniciaba la segunda parte y muy rápido Atlas buscaba la portería rival. Era el 46' y el arbitro Fernando Hernández anulaba un gol en favor de la academia por fuera de lugar.

Ya para esos instantes, la cancha del Jalisco era factor en el desarrollo, debido a las malas condiciones por la lluvia.

Atlas se fue desvocado al frente, regalando espacios en búsqueda de abrir los cartones, sin medir las consecuencias.

Luis Fuentes aprovechaba y ponía el 0-1 en favor de Tijuana al 55', Atlas regalaba mucho terreno y pagaba las consecuencias.

Se puso claro el trámite, Atlas quería el empate y Xolos a matar el compromiso al contra-ataque.

Xolos tendría algunas ocasiones importantes que no lograría concretar, de cualquier manera regresaría con los tres puntos a casa.

Finaliza el compromiso, los rojinegros vuelven a perder, ahora por la mínima.

Y por último, para Atlas, la fortuna de seguir conservando su afición que lo apoya en todo momento y en todos los partidos. Con todo y abucheos.

Pero después de está actuación, dos preguntas:

¿Hoyos será la solución de Atlas?
¿Qué tan mal hacia las cosas Gerardo Espinoza?

¡Al tiempo!