EXISTE INDEFINICIÓN EN CUANTO A MANTENIMIENTO DE PATRIMONIO CULTURAL: VUELVAS


El abandono de espacios culturales y esculturas, como la Rotonda de Colimenses Ilustres, ubicada en la Piedra Lisa y el Auditorio del Rodeo son consecuencia de que actualmente no hay una legislación que le permita dar claridad y certeza al mantenimiento del patrimonio cultural, así lo dijo Carlos Ramírez Vuelvas, secretario de Cultura del gobierno del estado.

 

Señaló que se trata de un problema de orden administrativo, ya que antes había cierta permisividad en los marcos normativos que regulaban esta infraestructura, por lo que no era necesario fijar que la infraestructura correspondía al estado y que esta otra era responsabilidad solo del municipio.

 

“Tengo un problema muy parecido con las esculturas de Sebastián: son unas esculturas donadas al estado, en su uso adjudicadas a la Secretaría de Turismo, pero que yo me siento con la responsabilidad de darles mantenimiento”, señaló.

El funcionario estatal comentó que se está planteando una iniciativa en el Congreso del Estado para dar certeza a este tema y así darle una mayor precisión y definición al tema de las responsabilidades de los niveles de gobierno, en cuanto al mantenimiento de este patrimonio cultural. 

 

“La diputada Liz Rodríguez presentó esta iniciativa de Ley de Patromonio Cultural de los Colimenses, precisamente para que sea más claro cuál es el catálogo patrimonial del estado y qué sería responsabilidad del estado”, refirió.

 

Aclaró que en el caso de la rotonda de la Piedra Lisa, al Estado le corresponde el mantenimiento únicamente de una bodega que se encuentra en la parte baja, mientras que lo demás le corresponde a la legislatura local.

 

En cuanto a si el alcalde de Colima, Leoncio Morán Sánchez, está facultado para quitar o construir en ese espacio de la rotonda, el funcionario estatal matizó que se tendría que regular esa situación antes de cualquier cosa.

 

“Es la misma situación en el auditorio del rodeo: como no están regulados, en estricto sentido no hay una adjudicación. Esa área se construyó con un proyecto de la Secretaría de Cultura federal, en ese momento Conaculta, a través de una gestión de cultura del estado”, explicó.

 

Aclaró que eso fue en el 2008 o 2009, a través de este programa que blinda el uso cultural de los espacios por una temporalidad de cinco años.

 

Finalmente, Carlos Vuelvas aseguró que el reglamento de la ley de patrimonio cultural determinará de quiénes son la responsabilidad de la infraestructura y patrimonio cultural del estado.