EL JARIPEO ANTE LA PANDEMIA

El mundo del jaripeo ha sido paralizado en México ante la cancelación de eventos masivos debido a la presencia del COVID-19 con el objetivo firme de evitar contagios.

 

La amenaza de esta enfermedad ocasionó el paro total  de estas actividades, algo que jamás se había visto en los últimos años, con las fechas canceladas aún no se ha dado a conocer la fecha en que podrían reanudarse, mientras tanto quienes dependían de esta actividad como sustento familiar han sufrido graves consecuencias económicas.

 

En algunos de los casos se han anunciado eventos, los cuales son clausurados por las autoridades, tan solo unas horas antes, sin medir o tomar en cuenta las pérdidas económicas que esto representa.

 

Hace unos meses se presentó una situación de este tipo en el municipio de Tecomán, donde se anunció un jaripeo baile con la presentación de la Banda Maguey y los Toros Enterradores de Don Juan Villegas, así como la presentación de los jinetes Junior de Comala, Emanuel Ibarra López y Saúl Corona.

 

Cabe mencionar que algunos de estos jinetes venían de San Agustín, una comunidad cercana a Guadalajara, quienes tuvieron que hacer una travesía de entre 6 y 7 horas para llegar a Colima, teniendo que transbordar en la Central del Ciudad Guzmán.

 

Donde lo único rescatable del viaje fue el poder disfrutar del hermoso paisaje de Los volcanes de Fuego y Nieve, así como de exuberantes Palmeras, que dieron la bienvenida a estos jóvenes a nuestra ciudad.

 

Porque una vez que hicieron su arribo a la ciudad de Tecomán, fueron avisados de la cancelación del evento, sin que se les remuneraran los gastos.

 

Es de destacar que en otras ciudades ya se comenzaron a emitir penalizaciones por parte de las autoridades para aquellas personas que hagan caso omiso a las recomendaciones  de la dependencia de salud y realicen este tipo de eventos sin autorización.