URGE REORDENAR AL CONGRESO ESTATAL - ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

 

Carlos César Farías como nuevo Presidente de la Comisión Interna de Gobierno tiene una gran oportunidad de fortalecer no únicamente la labor del Congreso Estatal a favor de los colimenses sino también de consolidar su proyecto a su candidatura con la alianza encabezada por Morena, pero antes deber reestructurar y reordenar internamente al equipo de la 4T para mantener un equilibrio político en la legislatura, si es que quiere salir de esa 4T en su proyecto, y no creo que vaya a seguir con los enfrentamientos y las grillas, Farías debe reorganizar al Congreso porque no hacerlo, tendrá un gran desgaste político para su proyecto a la presidencia municipal de Colima y le queda poco tiempo para iniciar el proceso electoral.

 

Había malestar y preocupación colimense porque estaban cometiendo muchos errores estratégicos de operación política los morenistas en el Congreso Estatal afectando a la imagen de la “Cuarta Transformación”  a nivel general, por ello sus pugnas por tal motivo los legisladores de Morena  no tienen contacto con su partido, pero también desestimaron al PT y al Verde porque solo los toman en cuenta cuando les conviene, hasta la fecha no tienen unidad. Tienen a los transportistas del sector público muy enojados por no escucharlos en la aprobación general de descuento a estudiantes, no tanto por dicho descuento, los taxistas están muy irritados también porque el Congreso no ha fijado una postura por la proliferación de las mototaxis.

 

Intentaron reformar la Ley Orgánica y de la administración de la Universidad de Colima, y aunque es un buen tema, pero sin ningún plan estratégico mediático y lo que es peor tratando de negociar erroneamente en lo obscurito con el rector y sin escuchar a la Universidad, los universitarios se manifestaron revirtiendo su intención. Unas legisladoras morenistas tomaron la Secundaria Corona Morfín para hacer un escándalo político sobre presunto acoso sexual de un docente, nunca pidieron permiso al director del plantel, violaron la entrada y las diputadas pasaron a los salones personalmente sacando a los alumnos hacia la explanada para provocarle un conflicto político ante la sociedad, nunca acudieron a la Fiscalía para presentar denuncia penal contra el maestro, si hubieran tenido evidencia y lo que era correcto, hicieron escándalo mediático violando toda las normas, parecían grilleras juveniles, no diputadas locales.

 

Llamar al Secretario de Seguridad Pública en diferentes ocasiones para exhibirlo sobre la inseguridad y recibir regañadas de los legisladores es un show político, ¿Por qué no llaman a ningún alcalde Morenista en donde ocurren la mayoría de los asesinatos? traen mucha grilla de bajo nivel, en lugar de que los legisladores investiguen la verdadera problemática de fondo en seguridad pública, para que promuevan los cambios o reformas importantes. Ejemplo, en el estado de Colima son cerca de 70 mil llamadas falsas mensuales que gente irresponsable hace al 911 perdiendo tiempo y dinero en distracción del personal con las patrullas, cuando debe penalizarse más este delito y cancelar legalmente esos números de celulares registrados. En las famosas llamadas de extorsión un determinado número de celular provoca más de 15 expedientes en los juzgados y cerca de 30 víctimas en un estado, pero no reforman nada para cancelar esos números inmediatamente, los legisladores locales y federales no piden nada a las compañías telefónicas exigiéndoles responsabilidad en venta de los chips y cancelación provisional inmediata al momento de presentar la denuncia. Agarran a un delincuente robando a un hogar y al día siguiente lo sueltan, por la reforma penal, allí está el problema. Por otra parte nunca nombraron al nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por pura grilla interna, no lo pueden negar. Respecto a la reciente deuda estatal aprobada, no le dieron entrada para analizarla técnicamente y aprobarla o rechazarla como debieron hacerlo pero con su sustento, etc. etc. y además, para que llevar a la pobre gente muy bien identificada que van a gritar, maltratar o hacer desmanes contra los diputados que no coincidan con sus proyectos, sostener a paristas, era y es pues un verdadero circo político.

 

Y que quede muy claro, los temas e iniciativas que abordaron Vladimir Parra y sus amigas legisladoras sí fueron  importantes, ni duda cabe, pero les faltó hacerlo con profesionalismo, con equidad y al margen de los colores, con un plan mediático hacia la población que nunca lo hicieron, para concientizar a la sociedad, ni escucharon a las partes, para que tomaran las decisiones más adecuadas y con justificación social, además quedaron otros asuntos pendientes importantes. No pueden avasallar y hacer lo que se les antoje los legisladores, sin respetar las formas y derechos constitucionales. Por ello la famosa iniciativa de la Ley de Arrendamiento Morena por motivo del COVID 19 en el DF causó una gran polémica, pues en consulta popular para la gente es muy fácil decir que no paguen renta los inquilinos, a Morena no le cuesta nada, y a los diputados que la aprobarían menos, solo levantan la mano, pero nunca sacan un peso de su bolsillo para pagar esas rentas de gente afectada por la pandemia, ni aprueban recursos del erario público para que subsidien dichas rentas, como lo hacen varios gobiernos de otros países, ni promueven un plan de apoyo social en donde intervenga la ciudadanía, pues las casas que rentan son propiedad privada y obligarlos a no cobrar es anticonstitucional.  A varios legisladores locales no les ha caído todavía el veinte en saber la oportunidad que tienen y su función ante el Congreso, lo que sí vemos es que nunca han tenido tiempo de elaborar la iniciativa para bajarse el sueldo como lo prometieron, porque no es lo mismo ser candidato que ocupar un cargo. Pero todavía es tiempo para que hagan algo en beneficio de la población.