TONALTEPETL  9/04/20

Gustavo L. Solórzano

Tal vez estamos empezando a comprender que nadie se salva solo, que las fronteras no existen, que la salud es un derecho universal, que la economía puede esperar, que la vida es frágil y que protegerla es un deber colectivo. Eduardo Galeano, escritor uruguayo.

“Aquellos que nos prometieron servicios y mejoras en nuestra calida de vida, con tal de que les dieranos nuestro voto, hoy no los vemos por ningún lado. Aunque estoy seguro que están cobrando sus buenos pesos y a nosotros nos tienen olvidados con esta maldita enfermeda” Ramón, un vendedor ambulante, ciudadano colimense.

Mientras nuestra sociedad vive sometida por el miedo a una enfermedad cuyo origen y realidad sigue generando controversias, mientras cientos de gente enfrentan la crisis derivada del desempleo, a los regidores de la Villa se les ocurrió la brillante y talentosa idea de “declarar un receso”, para valorar si declaran ley seca o no, en ese municipio. ¿Tendrán claridad sobre la realidad que estamos viviendo? No lo sé, caray, después de la pausa, resultó que no, no habrá ley seca, háganme el favor.

Es penosa la forma en que la gente busca tener un momento de gloria saturando las redes con mentiras y verdades a medias sobre el tema de “moda” y contribuyendo directa o indirectamente con la promoción del caos emocional y del miedo. Existen personas que en su afán por hacer valer su comentario, citan fuentes fantasmas, inexistentes o carentes de veracidad. El chiste es presumir, como el burro que tocó la flauta, en fin, la verdad que es un tema que ha generado hartazgo y en no pocas veces, sana distancia entre la gente necia y la que no.

Por si fuera poco, muchos comunicadores han caído en la tentación y ávidos de la noticia y carentes de creatividad e imaginación, solo difunden refritos del multicitado tema, tomados de las paginas oficiales cuya objetividad está en duda, o del río revuelto nacido del rumor que generan los “bot”, para golpear a la administración federal.  

Cuando esto escribo, el ayuntamiento de Colima ha girado un oficio a los comercios del centro para que cierren hasta el día 30 del presente mes y año, en atención a las disposiciones gubernamentales. ¿Qué voy hacer con mis dos empleados? Dice un señor que vive de lo que vende, es decir al día.

 

En darle solución a la economía está la verdadera urgencia por atender, más allá de la salud, el verdadero reto lo representa sanear el bolsillo de la gente. Esa es la tarea de nuestra sociedad liderada por los gobiernos estatal, municipal y congresista de cada estado. Sin dinero nada se mueve; comida, medicina, satisfactores en general, requieren dinero para llegar a nuestra casa, ¿Cuál es el plan de nuestras autoridades para que la economía sea sanada y fluida, recuperada?

 

 

ABUELITAS:

 

La educación que no están recibiendo nuestros educandos en nuestro país requiere con urgencia una solución. “el sueño no se recupera”, decía mi madre, el tiempo tampoco. Sería antipedagógico que pasado el tiempo de la cuarentena, suponiendo que sea pronto, las autoridades educativas decidieran atiborrar a docentes y alumnos con temas no vistos en meses, aplicados en un corto tiempo al vapor.  Es urgente que éste tema sea valorado y analizado de manera concienzuda, para encontrar una solución sanamente pedagógica.

 

CONDOLENCIAS:

A nombre propio y de mi familia, expreso mi sincera condolencia al Prof. Arnoldo Ochoa González, por la ausencia física de su señora madre. Hacemos votos por una pronta resignación. Es cuanto