TONALTEPETL 6/02/20

Políticos o politiqueros:

La maravillosa oportunidad de servir a la ciudadanía desde cualquier ámbito laboral público, genera efervescencia en aquellos que consideran tener aptitudes para el logro de tal fin. Piedras, lodo y deshechos diversos son removidos cada tres años como si fueran material para cimientos de una gran mansión, mientras más se entierren mejor. Así la imagen y honra de los candidatos que proyectan mejores posibilidades, les llueve de todo. La batalla campal entre adversarios, “trogloditas”, dijo una señora por mi barrio, se convierte en una cruenta y encarnizada lucha que va más allá del servicio, la necesidad de poder.

El problema surge en el momento en que quienes suelen llegar a ocupar un cargo, son personas improvisadas y carentes de objetivos sociales, peor aún, gente voluble e inmadura que al obtener un puesto se exacerban emocionalmente y pierden piso, abundantes son los ejemplos que al respecto puedo señalar, pero así vivo tranquilo, me los reservo para no entorpecer las investigaciones. A pesar de eso, hay gente noble que vuelve a confiar en aquellos que no cumplen, si acaso porque les dieron una despensa o en algún momento de “benevolencia” contribuyeron en la gestión de alguna necesidad. Algo peor, algunos tienen años en cargos y van de mal en peor.  

Me parece importante señalar que muchos son los candidatos que han sido literalmente aplastados por la indiferencia de una sociedad lastimada, harta del abuso de poder y sobre todo, de aquellos que solo prometen y no cumplen. “Servidores” que llegaron a servirse y que ven con desprecio a sus representados, haciéndolos esperar y los atienden, si bien les va, dos o tres horas después. Por eso felicito, reconozco a esa sociedad que cada día está más despierta y evita caer en juegos de esta naturaleza. Actualmente, por cierto, a muchos de los que ostentan el poder sigue sin caerles este veinte, esos son los ganapanes de la política. El tiempo dirá que procede.

Lluvia:

Después de que se prolongara de manera excesiva la construcción del reductor vial en ambos carriles de la avenida de los maestros, la obra se vio afectada por la lluvia. El agua anegada rebasó la banqueta y generó caos y riesgo entre los alumnos y automovilistas del lugar. Importante que los responsables de la obra acudan para buscar la solución adecuada y naturalmente sin cargo al erario público.

A la escuela:

Segundo de preescolar, primaria y secundaria son los niveles para los cuales la Secretaría de Educación abrió las inscripciones en este mes. Aproveche y  vaya al plantel que le corresponda.

ABUELITAS:

La nueva política de estado ha originado que el culto a la personalidad en las monedas kenianas llegue a su fin. Ahora serán los animales representativos de África y el mundo, quienes ocupen un espacio en el dinero circulante. Bien por ellos, ojalá nuestros valores territoriales sean tomados en cuenta y de paso se contribuya para eliminar el halago no solicitado de nuestros héroes revolucionarios e independentistas.

ERUPCIÓN:

Por favor cuide a sus hijos, anda circulando un preocupante video en donde unos jóvenes literalmente tumban a otro y con graves consecuencias. Esos no son juegos, es violencia funesta. Es cuanto.