TONALTEPETL - 27 DE DIC. DEL 2018

Todo lo que diga está de más, las luces siempre encienden en el alma. Fito Paéz.

 

Últimos días del 2018, alegrías, ilusiones y tristezas, pendientes por resolver y sin duda grandes logros son lo que nos deja el presente año. Amigos y familia que se fueron, almas nuevas que arribaron al planeta y fuertes expresiones de nuestra madre tierra, que se tradujeron en sismos, tsunamis y otras manifestaciones. Aquí nos tocó vivir, aunque no pedimos, como dijo Facundo Cabral, no sabemos vivir y morir no queremos.

 

El año próximo nos tiene reservadas “365 nuevas oportunidades” que, sin duda, necesitamos aprovechar al máximo. Es necesario que nada posterguemos pues el tiempo no se detiene y en su inexorable marcha todo se lleva.

 

Los hombres y mujeres que buscan respuesta en las estrellas para sus vaticinios, pronosticaron cosas que no se cumplieron en el presente año y aquellas que no dijeron, pasaron. Ganó un candidato de izquierda la presidencia de la república, encontraron agua en la luna y con ello nuevas ideas y seguramente nuevos intereses para colonizar el satélite.

 

Para el siguiente año saldrán a la venta robots que se asemejan al humano y a los cuadrúpedos como los perros, por poner tan solo un ejemplo.

 

La computación cuántica se pone en marcha con grandes diferencias en relación a lo que conocemos hasta hoy.

 

Culminará el año del Perro Tierra, según el horóscopo chino y su manifestación debió sentirse más notoriamente en quienes nacieron durante los años 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018. Mucho que contar y mucho lo aprendido, finalmente eso es lo más importante.

 

En el gobierno estatal los compromisos se han ido cumpliendo en diferentes rubros e indudablemente en el ámbito educativo Colima sigue siendo un buen referente nacional. Los mexicanos esperamos y deseamos un 2019 distinto, favorable y lleno de opciones para que todos podamos mejorar nuestras condiciones de vida. Para ello es necesario que todos aportemos la parte que nos toca, es necesario que nos sumemos en bien de las causas nobles que traigan beneficio a todos los ciudadanos, especialmente a quienes menos tienen. Es urgente dejar atrás las diferencias estériles de cualquier índole y unificar criterios en torno al progreso de nuestro país. Unidos, autoridades y sociedad podemos lograr lo que anhelamos no solo para nosotros sino también para las nuevas generaciones.

 

A punto de concluir el año y a menos de un mes de que el Presidente de la Republica Andrés Manuel López Obrador tomara posesión, la vida política y social de nuestro país se ha enlutado. Comentarios diversos y especulaciones que incluyen grabaciones de otros tiempos, dicen, se han vertido en torno al desplome del fatídico helicóptero. La realidad solo Dios la sabe, quienes pudieran opinar hoy no viven para contarlo. Una vez más es necesario evitar la difusión de falsedades nacidas del desconocimiento y que solo abonan al encono, a la incertidumbre y a la inestabilidad de la paz que tanto necesitamos. Dejemos que sean las autoridades quienes resuelvan y determinen lo necesario, por México y por Colima sumemos voluntades para bien.

 

ABUELITAS:

 

A fin de fortalecer y mejorar la infraestructura de comunicaciones existente y con ello brindar un mejor servicio a la gran familia educativa, la Secretaría de Educación se sumó al proyecto de Actualización de la Red de Telefonía de las dependencias de Gobierno del Estado. Con ello se reducen costos en el servicio medido, se incrementa la eficiencia en la comunicación, se fortalece la seguridad y se mejora la calidad de los servicios de telefonía, ya que migrará de la tecnología analógica actual, a la digital, la cual opera a través de la red de datos del Gobierno del Estado. Bien por la institución rectora de la educación en Colima, es cuánto.