TONALTEPETL 24/10/19

A quien corresponda:

En los últimos meses los medios de difusión han dado cuenta de situaciones ilícitas en detrimento de usuarios, cometidas por conductores de taxi. Varios son los columnistas y medios que han señalado la importancia de una estrategia que contribuya evitar este tipo de acciones. Como es entendible y no debiera, el sexo femenino es quien más se ha visto vulnerado por este señalamiento que comento.

Al respecto, ninguna autoridad ha dicho esta boca es mía y sin duda la idea no es encontrar culpables sino soluciones. Por eso me sumo a la propuesta que ya han hecho algunos compañeros de medios en el sentido de establecer un padrón obligatorio, coordinadamente con la dirección de transportes del gobierno estatal.

 

¿Qué es necesario que contenga además de la solicitud misma, para que un chofer sea contratado? Seguramente aquellos que brinden confianza a las autoridades y en consecuencia a los usuarios; podrían ser carta de no antecedentes penales, examen antidoping con refrendo cada tres o seis meses, dos cartas de recomendación de gente que tenga residencia en Colima estado, con antigüedad mínima de diez años.  En fin, seguramente quienes están encargados de la seguridad en las instituciones involucradas saben lo conveniente, lo importante es que se haga ya. Es como para no creerse que sucedan situaciones delictivas reiteradas y nadie asuma su responsabilidad, al menos no de manera visible, leíble, tangible y ejecutable, en fin, ojalá que se haga algo.

 

Finalmente sobre el tema diré que aunado a lo anterior, muchas unidades se encuentran en mal estado físico y huelen mal, quienes las conducen, en repetidas ocasiones lo hacen con el sonido estridente y además de que es música poco agradable, se molestan si les solicitan que le bajen, los conductores van fumando y/o usando el celular para mensajearse, falta cortesía en muchos de ellos, sencillas reglas de urbanidad, como buenas tardes, estoy para servirle, etc. Es necesario tener un servicio que además de seguro, sea de calidad y calidez, no creo que sea mucho pedir. Invertir en el bienestar de las unidades y la capacitación de sus conductores es sumar a las acciones que el estado y los municipios tienen en bien de la sociedad colimense y de quienes nos visitan de otros lugares.

 

Paso a otro tema, entendiendo las necesidades sociales en materia de salud y el importante papel que en el tema de enseñanza aprendizaje lleva a cabo la Secretaría de Educación. La gran familia que la integra se sumó a la lucha contra el cáncer de mama. Lo anterior al participar de manera activa con la campaña “Yo Me Comprometo”. Insisto, ningún esfuerzo es suficiente y ninguna acción es ociosa, cuando de ayudar a la población se trata, más a la mayormente vulnerable, es tiempo de darnos la mano.

 

 

ABUELITAS:

 

Ángel Granados-Díaz, de 18 años, entró con una escopeta a un salón de clases de la escuela Parkrose High School en Portland, Oregón, cuando de milagro se cruzó con el entrenador de fútbol americano y atletismo. El entrenador lo desarmó de manera pacífica y todo terminó en un emotivo abrazo, no era su tiempo. Es necesario acercarnos como familia, conocernos y saber que pasa durante el tiempo en que no estamos juntos. La vida no es color de rosa, aprovechemos el tiempo para convivir con la familia y cuando sea necesario, darnos la mano con amor. Es cu