TONALTEPETL 24/08/20

Gustavo L. Solórzano

Mi amiga Martina estaba comiendo en familia, era un día como cualquier otro, conviviendo con su esposo y su menor hijo. Se había esmerado en preparar guisos de buen sabor para agradar al paladar de sus queridos comensales, sin imaginar siquiera que la tragedia estaba demasiado cerca.

Amiga y compañera de la Secretaría de educación, era una de esas personas que varios jefes se disputaban por su eficiencia y sencillez. Hoy labora felizmente en un área en donde su experiencia sigue rindiendo frutos para la institución.

 

Resulta que entre el bocado y la plática, el niño se atragantó y empezó a presentar síntomas de asfixia al no poder respirar libremente.  Al susto le sucedió el miedo y de ahí, la momentánea desesperación ante el hecho. La verdad es que ante una circunstancia de emergencia, la clave para salvar nuestra vida o la de otra persona es saber qué hacer. Benditamente, mi amiga había asistido días antes a un taller de primeros auxilios que  tuve la oportunidad de impartir en aquel entonces. Recordando lo aprendido, se colocó tras su menor hijo y realizó acertadamente la maniobra de Heimlich. (Dr. Henry Heimlich)

 

La anterior es una técnica de primeros auxilios en tres pasos, que puede salvar una vida en pocos segundos. Es una acción simple que generalmente elimina trozos de comida u otros objetos de las vías respiratorias de una persona que se está ahogando, gracias a que produce un aumento de la presión en el abdomen y el pecho. Importante, necesario que usted que me hace favor de leerme aprenda ésta y otras técnicas y las practique. Muchas personas han salvado vidas y la propia, con ella. Ya que como lo señalo líneas arriba, saber qué hacer ante una emergencia, es lo que hace la diferencia.

 

Aprovechando que toco éste tema tan importante, permítame compartirle que la Cruz Roja está ofreciendo cursos en línea de primeros auxilios para menores de edad. Lo anterior como parte de la colecta anual que se está realizando en estos meses. El costo es muy accesible y más allá de ello, está la maravillosa oportunidad de aprender a ser útiles ante una circunstancia de la que nadie estamos exentos, misma que puede poner en peligro nuestra vida. Plan de emergencia familiar, manejo de heridas y vendajes, contención de hemorragias, protocolos de actuación ante el Covid y activación de servicio médico de urgencia, son entre otros, los temas a desarrollar durante la capacitación. 

 

Si le motiva dar herramientas de vida a sus hijos, acuda directamente a la delegación ubicada en Aldama cruce con Obregón y ahí podrán darle mayor información. Solo le diré que el costo es de doscientos cincuenta pesos y si son dos menores el costo se modifica a cuatrocientos por ambos participantes. Apoyemos a la institución y con ello, a nuestra sociedad ante una situación de emergencia, todos nos necesitamos.

 

ABUELITAS:

 

Directivos y docentes enfrentan el reto del retorno a clases de manera virtual. Distinto y seguramente poco fácil para quienes participan en ésta un tanto cuanto, improvisada  innovación educativa. Más allá de la experiencia, se requiere de tacto por parte del docente y sobre todo tolerancia y respeto para cada estudiante, paciencia, mucha paciencia. La Secretaría de Educación es una institución eminentemente humanista, por ello es necesario que ante la situación que enfrentamos en torno a los riesgos de salud, sean considerados temas que fortalezcan los valores y el cuidado a la vida. Estoy seguro que para ello, los profesores se pintan solos, les deseo éxito y nuevos logros en bien de los estudiantes y por ende, de nuestra sociedad. Es cuanto.