TONALTEPETL 20/02/20

Gustavo L. Solórzano

 

El amor verdadero nace de la comprensión, filosofía Zen.

Ingenua, pura, inocente y frágil, comenzando a vivir cuando personas enfermas, como a la flor, arrancaron de tajo en el fértil florecer de su existencia. Fátima nos duele a los mexicanos, a padres, abuelos, hermanos y familiares que respetamos y amamos la vida, ¡que duro por Dios!

Ésta vez no, que la indiferencia despierte y se transforme al amor,  que las autoridades encuentren a los responsables y se cumpla la  justicia de los hombres, pues seguro estoy que la divina, manifestada está.

 

¿Quién fue? El descuido paterno, la grave e indebida decisión  de los docentes del plantel que la entregaron a una desconocida, la degradación de una sociedad como la nuestra, la corrupta permisividad de las autoridades en turno, el silencio temeroso de la denuncia ante la nula respuesta de quienes se encargan de impartir la justicia, la indiferencia vecinal, etc. Lo cierto es que en forma trágica una niña de siete años perdió la vida de tal manera que no quiero siquiera imaginar, duele conocer la realidad de una sociedad cuya decadencia amenaza a toda la especie humana.

 

Los protocolos escolares no se respetaron, la autoridad no actuó con la rapidez del caso, fueron los familiares de la niña quienes se dedicaron a investigar y contribuir para aportar pistas, señaló la tía de nombre Sonia López.

Aunado a lo anterior, al parecer existen evidencias de que Fátima sufría mal trato familiar y nada se hizo, al menos no lo adecuado. Por otra parte, es inadmisible seguir un protocolo basado en 72 horas para iniciar la búsqueda de una menor de edad. Por si fuera poco, no todas las benditas cámaras de seguridad funcionan (¿funcionarán en Colima?) y en consecuencia no registraron la trayectoria que siguieron la presunta secuestradora y la niña.

 

Me queda claro que tapar el pozo de nada sirve cuando la niña está ahogada, ningún reclamo le devolverá la vida y menos evitará el dolor de un México harto de tanta violencia que se vive  ante la indiferencia de sus autoridades para atender y resolver.

 

Al cierre,  los principales involucrados ya tienen nombre y apellido, existen imágenes y posibles lugares en donde encontrarlos, veremos que hace la justicia para resolver el caso. Es necesario que se  marque un precedente para que casos como el de Fátima y de cualquier otro menor jamás se repitan. Los niños merecen ser protegidos, amados y cuidados, vivir y ser felices, solo eso.

 

 

 

ABUELITAS:

 

El issste ha sido cuestionado en lo administrativo desde hace muchos años, la parte médica y de enfermería también ha sido señalada por su falta de tacto y calidez con los enfermos que acuden para recibir atención en beneficio de su salud.  Hay quien sostiene que en algún momento se sustrajeron medicamentos especiales para su venta pública y generando con ello no solo un desabasto, sino un golpe a la economía institucional, nada se supo.

 

Encabezados por Manuel Godina Velasco, dirigente de los jubilados y pensionados, mismos que se manifestaron en las afueras de la Delegación, exigiendo el pago justo a sus pensiones y una atención médica oportuna entre otras demandas. Ojalá sean escuchados y con ello, atendidas sus necesidades, no van a pedir regalado nada, solo lo justo. Es cuanto.