TONALTEPETL 14/05/20

Gustavo L. Solórzano

Yo no creo que sea a base de balas y a base de tiros y de violencia como vayamos a resolver los problemas en México”. Luis Donaldo Colosio Murrieta.

 

El amor siempre es el mismo, solo tenemos diferentes formas de entregarlo y distintas fuentes de donde recibirlo. Naturalmente, salvo honrosas excepciones, el ser humano no puede sobrevivir sin el contacto con sus congéneres. Es sabido que el hombre en soledad total, puede trastornarse mentalmente y morir.

Desconocido para la gente de ciencia, es el mecanismo que reacciona en un ser humano que vive en soledad total y cuyas consecuencias generan o pueden, una mayor incidencia de enfermedades y un mayor riesgo de muerte prematura.  En algunas ocasiones la duda surge sobre si es la enfermedad la que nos aísla o es el aislamiento lo que nos enferma. Cual sea la respuesta, en ambos casos, con atención oportuna, existe solución.

 

La información sigue siendo incierta, existen fuentes diversas de donde proceden datos en torno a las fechas de regreso. La última cita refiere que podría ser el 18 de éste mes cuando Colima regrese a la “nueva normalidad”. Naturalmente que de ser así, sería un sistema escalonado, cuidando en todo momento la seguridad de la población, que es la coincidencia de las autoridades. Las instancias correspondientes serán las encargadas de determinar el paso a seguir y sin duda, cuidando, insisto, la salud, especialmente de los sectores más vulnerables que podrían ser adultos mayores y escolares, comenzaremos de nuevo.

 

Cuanta falta hacen los abrazos, escuchar las voces amigas y familiares, volvernos a sentir cerca en la fraternal amistad que nos hermana. La gente está sensible, temerosa aun y sin duda, las mismas autoridades necesitan dar la pauta para el reencuentro. Ésta  será la primera vez para nosotros, no tenemos antecedente de situación parecida, dura prueba estamos enfrentando, aleccionadora a todas luces.

Más fuertes, mas unidos y con una nueva visión de la vida, eso espera de nosotros la vida misma. Hagamos que no sea en vano, hagamos que esta ausencia tras las puertas de nuestros hogares, valga la alegría.

 

Sumar y multiplicar son las operaciones escolares que la vida nos está pidiendo realizar en el despertar de cada día. Compartir y contar lo bueno es ahora indispensable. Dejemos atrás lo que cumplió su ciclo y seamos la gente que necesita nuestro planeta, nuestra familia, nosotros mismos.

Aprovechemos la oportunidad para ser y estar, no importe el tener.

Respiremos el nuevo aire cargado de energía y buena vibra, preparemos nuestro corazón en el silencio y agradezcamos, hagamos que valga la vida con amor. 

 

ABUELITAS:

 

 

En esta modesta colaboración y como ciudadano colimense, me he referido al Cereso con preocupación por muertes que de manera lamentable y dudosa, se han suscitado al interior del centro penitenciario. Lo sucedido recientemente pone de manifiesto una vez más, que algo no funciona bien. Al margen de la causa que los haya recluido y de las normas establecidas, ahí dentro existen humanos hacinados en condiciones deplorables, los internos rebasan la capacidad habitacional y a nadie parece incomodarle. Es URGENTE atender la parte humanitaria oportunamente y por ende, la administrativa. Ignoro los términos adecuados, pero de que se ocupa se ocupa, sin duda todos nos necesitamos. Es cuanto.