TONALTEPETL 14/01/19

Gustavo L. Solórzano

Nadie encuentra su camino sin haberse perdido varias veces. Fito Páez.

Alejandro fue un niño como todos los de su edad, inquieto, bullanguero y sobre todo noble y buen amigo. Dicen que cuando la gente muere le salen las virtudes, sin embargo esta vez no es el caso. Quienes le conocimos y le tratamos, sabemos que él fue un buen hombre, positivo y entusiasta, trabajador y sin duda buen hijo y buen padre, humano si, buen hombre. Hace unos días Alejandro cumplió su ciclo y se fue dejando todo, como cuando llegó, libre, puro y sin mancha. Uso estas pequeñas líneas, para  agradecer su amistad y el tiempo compartido en este plano, lamentable sin duda, su partida. Aunque sé que no podrá leerme, seguramente ni su familia,  en este momento de tristeza y de dolor, quiero compartirlo con usted que me lee, porque las alegría que se comparten crecen y las penas son más llevaderas, descansa en paz amigo Alejandro Cárdenas Martínez.

Dentro de las fatídicas fechas que marca el calendario está la del 21 de enero del 2003, con ella recuerdo aquel temblor que nos sorprendió, como todos, trayendo con él, situaciones que lamentar.

Al conmemorarse un aniversario más, el Gobierno colimense a través del Sistema Estatal de Protección Civil, ha organizado un gran simulacro con la participación de vehículos con sirena, tanto por tierra como por mar, repique de campanas, etc. Así mismo, se pretende involucrar no solo a las instituciones, sino a toda la sociedad en general, a fin de que estemos preparados ante este tipo de fenómenos naturales que nos hacen recordar que la tierra está viva, anímese y arme su estrategia, por cierto, habrá horario matutino y vespertino para el simulacro.

 

El maestro andaba de paseo en una comunidad del  vecino estado de Jalisco, era un hombre sencillo y con una amplia trayectoria educativa, además medía un metro con 97centimentros. Sin duda resaltaba desde cualquier ángulo; al observar su destacada altura, curioso un hombre se le acercó y le preguntó, ¿de dónde es usted? El maestro Jorge reviró haciendo la misma pregunta, ¿Usted de dónde es? El hombre con cierta sorpresa y asumiendo un cierto aire de superioridad le respondió, “soy de los altos de Jalisco”, con el mismo garbo y su voz pausada, el maestro Jorge Portillo del Toro le respondió, “pues yo soy de los chaparros de Colima”.

 

Me da flojera tocar el tema de la gasolina, sin duda algo lamentablemente escabroso que está afectando a todos los mexicanos. Conocer nuevas verdades en torno al supuesto abuso de los responsables y las autoridades involucradas por un lado y caer en la tentación de tratar un tema desde la ignorancia que procede de las redes sociales es tarea difícil. Una vez más hago un respetuoso llamado social para que dejemos que sean las autoridades quienes resuelvan y evitemos sumar a la incertidumbre, a la sinrazón,  sumemos a la unidad de todos los mexicanos para el logro de un bien común.

 

 

ABUELITAS:

 

Sumándose al mandato de ley en el sentido no ganar más que el presidente de la república, José Eduardo Hernández Nava, anuncia que como rector bajará su sueldo y además, habrá de reforzar el plan de austeridad que la casa de estudios colimense tiene para el cumplimiento de su responsabilidad. Sin duda una decisión plausible y digna de reconocerse, ¿Quién dijo yo también? 2019, aniversario número 66 de la A.C.P.E. es cuánto.