TONALTEPETL  10/06/20

Gustavo L. Solórzano

Cuando Jesús Carlos Fahara Gutiérrez, compañero y amigo del canal 12 se fue, Abelardo Ahumada le dedicó un bello mensaje en su columna periodística. Recuerdo que inició con un fragmento del tema que cantaba Alberto Cortez: “cuando un amigo se va, queda un espacio vacío, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo”. Impactante y misteriosa, impune, hasta donde sé, nos consternó a todos los que lo tratamos, deseo que Dios lo tenga en su gloria.

Los días recientes han sido de despedida en el ambiente artístico, por un lado y por otro en nuestra bella ciudad y estado. Pilar Pellicer, actriz de teatro, cine y televisión.  La “Choca”, apodada así por su magistral actuación en la película que hizo Emilio “el Indio” Fernández y en donde ella fue la protagonista junto con Gregorio Casals y Meche Carreño entre otros, dejando un legado de más de cuarenta películas y decenas de telenovelas. Héctor Ortega, director, guionista y actor de teatro con más de cuarenta películas y 23 telenovelas se fue a los 81 años. Me referí hace unos días al actor Héctor Suarez, más de sesenta películas y treinta programas de televisión así como obras de teatro.

Nos dejó también Gustavo Nakatani Avila, ganó en 1981 el festival Oti con el tema Lo que Pasó Pasó, de Felipe Gil. Su nombre artístico, Yoshio, recorrió el mundo de la farándula y cumplió su cicloa los 70 años. Mención aparte la señora Paloma Cordero de de la Madrid, esposa de nuestro paisano presidente Miguel de la Madrid, también cerró su ciclo vital.

Con más de 30 discos en su haber, el maestro de la canción de protesta Oscar Chávez, se fue a los 85 años.  Aaron Hernán, reconocido actor con más de 40 telenovelas y 25 películas, cumplió su ciclo a los 86 años.

 

Mencionaré a dos grandes de la música internacional, Kenny Rogers, leyenda del genero country con más de cien millones de copias vendidas. Luis Eduardo, “el maestro” Aute, icono de la música española que parió para el mundo el tema “Sin tu Latido”, entre otros.

Colima entregó con honores al maestro Horacio el Colorado Naranjo, dueño de una trayectoria excepcional; sin dedicarse a la música pero si a la docencia y a la política, el maestro Salvador Virgen Orozco, compañero y amigo, también se fue. 

 

Finalmente dedico éstas líneas a Don Ángel Aguirre Chapula, quien fuera dueño del Mesón de Caxitlan. Buena persona, gran amigo y empresario que supo invertir en Colima para bien. Hoy hace falta con los “Notables” y en cuyo nombre le dedico un respetuoso hasta pronto.

 

Así es como la vida nos muestra que los ciclos se cumplen y que en realidad nada traemos y nada llevamos, solo dejamos una huella momentánea con nuestras acciones cotidianas, se va el rico, el famoso, el desconocido, el pequeño y el anciano. Es ley, seamos amigos, hermanos, familia, de nada sirven las actitudes ostentosas, ni el dinero ni los puestos, cuando cumplimos nuestro ciclo.

ABUELITAS:

 

Ganador del Dallas Opera Lone Star Competition, el colimense Ricardo Ceballos de la Mora, ha demostrado ser profeta en su tierra. El Certamen Operístico organizado en Estados Unidos, se realizó mediante una votación en línea y el obtuvo más de siete mil votos.

 

Nuestro invitado en estas líneas es egresado de la Universidad de Colima y estuvo a cargo de excelentes maestros como Mario Cortes y Felipe Castellanos, tan solo por mencionar algunos. Me sumo púes, al reconocimiento social que recibe Ricardo  y que seguramente se verá reflejado en un beneficio para él y para quienes disfrutamos de las bellas artes, sin duda todos nos necesitamos.  Es cuanto.