TONALTEPETL  02/04/20

Gustavo L. Solórzano

La unidad de nuestra sociedad para bien, es sin duda la mejor respuesta que podemos dar ante una situación de emergencia, como a la que hemos sido convocados por los diferentes órdenes de gobierno. Sin embargo, para el mejor logro de ello, es importante que quienes nos representan, puedan establecer por ley, medidas precisas que beneficien a quienes más necesitan. La seguridad, el empleo y la vivienda, han sido por años, un punto medular que requiere atención en todo gobierno. Hoy se suma la salud y la manutención de las familias como una prioridad más, que requiere ser atendida con urgencia. Hasta el momento solo sugerencias, indicaciones y restricciones, han sido el común denominador de nuestras autoridades en su mensaje.

Quienes venden bebidas regionales, el personal que labora en un restaurante, los comerciantes en pequeño, los trabajadores del volante y tanta gente más que vive al día. Necesitan con urgencia propuestas claras de solución a sus necesidades económicas.

Por ello quiero retomar que sin duda, es un hecho sin precedentes, como lo señala en su mensaje el presidente municipal de Colima, al ofrecer apoyo municipal. Mismo que consiste en que por cada empresa que sostenga a un empleado, el ayuntamiento sostendrá a otro, la intención del alcalde es que cada empresa mantenga por lo menos a seis. Felicidades al cabildo municipal y mi reconocimiento ciudadano por el ejemplo que representan para las demás autoridades de nuestro estado; ojalá pronto leamos “ésta boca es mía”, de nuestros representantes populares, los nueve ediles restantes y sin duda del gobierno estatal.

 

En cumplimiento:

En el municipio de Villa de Álvarez se viene cumpliendo con lo planeado al realizar una obra en beneficio de la sociedad. En nota de mi compañero Edgardo Zamora, se da a conocer que la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del gobierno estatal, está construyendo, con recurso cien por ciento federal, senderos peatonales en todo lo largo del tercer anillo, desde la Glorieta de Los Perritos hasta la carretera Villa de Álvarez-Minatitlán. Un acierto y sobre todo una petición añeja de la ciudadanía que se cumple. Lo anterior  permitirá brindar mayor seguridad a los peatones que circulan por las vialidades señaladas.

Lamentable:

En contraste con la armonía que está recuperando la tierra, derivado del excesivo deterioro al que la hemos sometido los humanos. Existen personas que alejados de sanos principios y buena voluntad, siguen causándole daño. Me refiero a lo acontecido en la Joya, en el Municipio de Cuauhtémoc, Colima, en donde fue devastada un área de 450 metros cuadrados de árboles  como tacote, tepame, chicalote, papelillo y majahua, propios de selva baja caducifolia.

Es necesario que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), oriente y sancione severamente  en su caso, a quienes trasgreden la ley en detrimento no solo de la naturaleza, sino de la vida misma. Es importante, que árbol derribado, sea árbol sustituido, más aun, que se nieguen los permisos para tumbarlos, a  menos que genere un riesgo social la posición del mismo. Es cualquier caso, es necesario que sea repuesto, si es derribado. La modernidad no puede estar por encima de la paz y la sobrevivencia, pues todos nos necesitamos. Es cuanto.