SUSPIROS DEL 2021  POR: EDUARDO MENDOZA VARGAS* EN EL ESTAMBRE DEL GATO

Pandemia, tasa de mortalidad alta, la llegada del otoño, las posadas con su ponche, sus piñatas y pastorelas, pero también las elecciones, mismas que ya están a la vuelta de la esquina y que decir de la propaganda política, sus promesas y suspiraciones o aspiraciones como mejor sea el caso. En este punto es importante resaltar que algunos actores de la vida colimense ya están sumamente anticipados, otros desfasados y no tan pocos que están trabajando con un ritmo de trabajo diario; todo ello se puede comprobar en las diferentes páginas de noticias, perfiles personales, en publicidad pagada o patrocinada en las redes sociales y en medios de comunicación; y es que a 9 meses de la elección que ha sido catalogada por diversos medios como Forbes, han señalado que las próximas elecciones del 2021 serán las más grandes y complejas de la historia, pues al menos 90 millones de mexicanos se les está citando a salir a votar para renovar más de 21,000 cargos de elección popular en los que se encuentran 500 diputados federales, 15 gubernaturas, 1063 diputados de 30 congresos locales y 1,926 ayuntamientos en 30 Estados, aunado de que es muy probable (según estimaciones tanto nacionales como internacionales) que todavía sigamos con secuelas o inmersos de la pandemia global provocada por COVID-19, lo que orillará a que nuestras autoridades electorales organicen una jornada de votación diferente a las anteriores, o que los partidos deberán de buscar estrategias nuevas y novedosas para tener  acercamiento con las personas y obtener el voto popular o simplemente para que una que otra persona este en las encuestas, las cuales han sido tema de conversación entre los ciudadanos, ya sea por el número de encuestados que en su mayoría no son representativos para un resultado confiable, pero que emociona a más de uno de los que salen “victoriosos” de ellas; en este punto se puede aclarar que es importante no solo que vean los puntos con los que ganan, sino quienes votan por otros o el margen de personas que no saben por quién votarán o  están indecisos, y es que estos porcentajes al analizarlos son más altos que el por ciento que obtiene el ganador.

En el caso de nuestro bello Estado de Colima, lugar de palmeras, mares, volcanes, limones y más, donde el PRI ha sido el mandamás del Gobierno de Colima, la alternancia se ha visto poco, como si fuese un cometa que pasa cada 76 años cerca de la tierra, y un ejemplo claro fueron las elecciones del 2018, proceso en el cual se vivió el fenómeno particular, donde en casi todo el país arrasó el color guinda que representa al partido de MORENA, el cual se constituía como la primera fuerza con el triunfo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el caso de Colima es importante reconocer que el partido de MORENA y la alianza con el PT y PES ganaron cuatro Ayuntamientos, MC, PAN y PRI/VERDE se quedaron con dos cada agrupación política, mientras en el poder legislativo la alianza que llevo al triunfo a nuestro presidente obtuvo  mayoría, con un total de 16 curules, pero a lo largo de casi dos años entre las riñas, chapulineos, escándalos, golpes bajos, el no cumplir con el lema de “no mentir, no robar y no traicionar”, y la falta de visión a largo plazo, ha tenido consecuencias en algunos de los personajes que resultaron ganadores en el 2018. Y hoy a casi nueve meses de las elecciones del 2021, la moneda ya está en el aire, ¿qué pasará?, si el PRI se pronunciara como ganador (escenario que las actuales encuetas y sondeos nos marcan una realidad adversa para ese partido político) o si podrá tener en Colima la anhelada alternancia de gobierno.

Por todo lo anterior, es importante resaltar que en nuestro Estado se elegirán todos los cargos estatales, y los partidos apostarán “el todo por el todo” como comúnmente se dice pondrán “toda la carne al asador” en este 2021.

 

Y aunque tenga un lastre de malos gobiernos y supuestamente un antecedente de desfalcos, así como malos manejos de las políticas y reformas publicas el RIP (PRI) sigue presente en la vida de muchos ciudadanos que se empeñan en dar su voto para que ellos ganen, con la idea o fantasía de cuento de hadas de que el que viene será el mejor o cambiará las cosas o simplemente por lo recuerdos melancólicos de un pasado que no volverá.

 

Por otro lado está el Partido Acción Nacional pareciera hundirse con los escándalos del Ex director de PEMEX, el empecinamiento de colocar a los mismos cuadros políticos elección tras elección sin darle oportunidad a nuevas caras que vengan a refrescar a un viejo partido que en los últimos meses pareciera en terapia intensiva pensando en recuperar lo que perdió en el 2018; tan es así su pensamiento que como si fuese partida de póker salió una de sus “cartas fuertes” a nivel nacional, el ex dirigente del PAN Ricardo Anaya admitiendo que está de vuelta en la vida pública, o que decir de lo que acontece a nivel local con el candidato por tercera ocasión a la gubernatura  el diputado federal Jorge Luis Preciado, o de los actuales diputados locales Gretel Cullin, Fernando Antero o Paco Rodríguez ya los han colocado como posibles candidatos.

 

MC y su eterno candidato y dueño de la franquicia estatal de este partido Locho Morán no ha bajado la mano para ser el candidato a gobernador, por enésima ocasión, o que decir de Felipe cruz quien ya ha sido tres veces alcalde de Villa de Álvarez, veremos cómo las dos caras mas visibles del partido naranja llegan a la recta final del proceso electoral del próximo año, si los delfines que quieren posicionar sin asegurar nombres, porque se salan les sirven a sus finas intenciones o si el ejercer el poder en sus municipio los ha debilitado políticamente hablando.

Para MORENA, tampoco nada está dicho, y si de algo se puede estar seguro, es que hasta que pase la elección a presidente nacional el cauce del agua en el partido guinda tomará su rumbo, con lo que se definirá si van o no en alianza con otras fuerzas políticas como el PT y el PVEM, pero en caso de no ir en alianza como hasta ahora se puede leer entre líneas, la cara más visible y que ya trae su artillería pesada es la diputada federal Claudia Yáñez Centeno, candidata natural del partido del presidente y que ha trabajado Colima en toda la extensión de la palabra, a la que se pueden sumar los nombres de senadoras o presidentas municipales que ya levantaron la mano para ir por la máxima magistratura del Estado; pero en el supuesto de la posible alianza se debe incluir un senador por el PT o el líder del PVEM en el Estado a quienes se les ha visto muy activos en las colonias, haciendo gestiones o trabajando más que en los últimos meses o años.

 

En las últimas semanas y meses veremos cómo cambia el escenario político y las fichas de ajedrez  irán cambiando conforme los partidos se decantes por sus candidatos, donde los no afortunados tendrán la disyuntiva de ser leales al partido o asociación política a la que pertenecen y CUADRARSE como comúnmente se dice, o aplicar el cambio de piel política y chapulinear a otro espacio, lo que podría provocar reacciones, desencuentros o hasta choques de trenes, que dejarían debilitados y mal parados a los candidatos. Pero como dicen a río revuelto, ganancia de pescadores, y hablando de animales acuáticos el nuevo PES en voz de algunos dirigentes ni tardos ni perezosos  han destapado a Rafael Mendoza o Indira Vizcaino como sus posibles candidatos al gobierno del Estado, recordando que esta última llego a la  diputación federal  por este mismo partido, posición que dejo por irse rápidamente a la delegación de los programas federales del Gobierno de México, dejando a las personas que dieron su voto, con una amarga experiencia.

 

Pero como dicen en política nada está dicho, veremos todos los destapes, llegadas y partidas, escándalos y golpes altos y bajos y como se dice en los pasillos de la política EL QUE SE MUEVE NO SALE EN LA FOTO, esperemos cuantos se mueven y quedan fuera del 2021.

 

*Autor de la Columna: “En el Estambre del Gato”, Licenciado egresado de la Escuela de Mercadotecnia de la Universidad de Colima, analista independiente, docente, community & social media manager y rescatista animal.