SE DESINFLAN PRECANDIDATURAS EN COLIMA - ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

 

El escenario político estatal y nacional dio un giro extraordinario según las encuestas políticas profesionales recientes tendientes al 2021, en donde en algunos estados del país, el Coronavirus hizo estragos, no únicamente provocó muchos enfermos y varias muertes, sino que desinfló algunas precandidaturas a gobernadores, a diputaciones locales, federales y a las alcaldías, pues los exhibió como incapaces ante un problema social, varios alcaldes o legisladores se hicieron ojo de hormiga, desaparecieron del mapa, cumpliendo aparentemente con su cuarentena, pero lo hicieron para no dar la cara a la gente pobre y necesitada de despensas y apoyos.

Algunos gobernadores se organizaron y asumieron el control inmediato de la pandemia, inclusive al margen del presidente del país, se adelantaron basándose en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, no actuaron por decreto presidencial, decían que no actuaba el mandatario federal, les urgía prevenir el Coronavirus, aunque también era para fortalecerse políticamente e influir más en las elecciones del 2021, por ello, muchos aspirantes de Morena y del PAN principalmente se perdieron del escenario ante esta enfermedad, pues varios gobernadores traen mucho activismo y jalando a mucho gente, mientras que los aspirantes a la gubernatura no quieren gastar ni un desayuno con sus simpatizantes, todo quieren gratis, se dedican solo a la crítica digital y al golpeteo político, y esperan así ganar la candidatura, por eso ya los desinfló o los derribó el Coronavirus antes de tiempo.

Aunque el presidente de Consulta Mitofsky ha publicado su encuesta asegurando un supuesto derrumbe del presidente Manuel López Obrador frente al Coronavirus, por el desenlace económico y social de la pandemia, considerando un gran costo político para el mandatario nacional, pero él ya es presidente, más bien nos importa el costo político que tendrán los aspirantes en los estados a gobernadores y a diputados federales, alcaldes y diputados locales, pues como funcionarios cargan su propio costal político y algunos no traen nada, es la triste realidad, además que casi ningún aspirante a la gubernatura sacó la cara ante la pandemia.

CASO COLIMA El gobernador de Colima, Ignacio Peralta Sánchez asumió el control político y sanitario inmediato de la pandemia y lo hizo al margen de los representantes locales del gobierno federal, sustentando la emergencia sanitaria por acuerdo del Consejo Estatal de Protección Civil, desde allí se vio que el gobernador agarró el toro por los cuernos y prácticamente hizo a un lado a los actores políticos de la federación, incluyendo a las y los aspirantes a la gubernatura de Morena que ocupan diferentes cargos. Aunque tampoco las dependencias del Issste e Imss ni la Coordinación de Programas Federales o la Secretaría de Gobernación salieron a dar la cara ni a replicar cuando menos las medidas que emprenderá el gobierno federal para el Coronavirus, incluyendo los respaldos sociales, quizás por temor a la crítica política interna que se hace entre ellos mismos o bien por indicaciones superiores, mas sin embargo ante la sociedad se ve que el gobierno estatal les lleva la delantera en apoyo social local.

Ahora bien en una columna anterior cuestionamos a la declaratoria de emergencia sanitaria obligando a mantenerse en cuarentena a mucha gente que no tenía ningún ingreso económico por diferentes motivos, mas sin embargo la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado publicó el teléfono 31 6 20 98 para que las personas que requieran despensas sean apoyadas, lo que hace ver bien esta acción, de hecho se voló la barda con tres mil despensas que fueron donadas al Movimiento Antorcha Campesina para los diez municipios y así lo hizo con otras organizaciones sociales, además de las familias humildes.

Por todo lo anterior, consideramos que el Coronavirus trajo aparejado a la sociedad una mejor prueba para valorar quien es quién tanto el gobierno de Morena en relación a otros partidos, además que los ciudadanos podremos evaluar mejor así quién de los aspirantes de los partidos merecen ser candidatos oficiales pues algunos están trabajando repartiendo despensas y cubre bocas, para al final en el 2021 elegir al más adecuado. Aunque consideramos que si esta pandemia se alarga en el 2020 algunos proyectos a la gubernatura ya no les alcanzará el tiempo ni para que los conozcan en los municipios y no podrán posicionarse, por ello decimos que ya están desinflados o muertos políticamente también por el Coronavirus.