¿RECHAZARÁ MORENA A LA GENTE QUE LE DIO SU VOTO? - ANÁLISIS POLÍTICO

   

Por Abel González Sánchez

Las dirigencias nacional y locales de Morena están en gran riesgo político en su relevo si rechazan la participación de los miles o millones de ciudadanos que votaron por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que continúan sintiéndose morenistas hasta hoy, ya que en lugar de que Morena les abra las puertas y les permita votar nuevamente participando en su elección para motivarlos en elegir a la nueva dirigencia nacional, sigue empeñado uno de sus grupos internos en tratar de realizar una elección cerrada con un padrón sin actualizar, decisión nada democrática, y argumentando que otros partidos podrían viciar el proceso, lo cual es un riesgo menor, si les cierran las puerta a miles de morenistas que sí merecen votar porque inclusive son los grandes promotores de Morena a nivel nacional y estatales que ganaron en la ola, siendo hoy senadores, diputados federales, locales o alcaldes, pero no están en el padrón, además no pueden marginar a los miles de morenos activistas que defienden al partido pero sin estar registrados, la pregunta es ¿Rechazará Morena a la gente que le dio su voto y la apoya?  

Las dirigencias de Morena deberían haber concluido su encargo el 24 de noviembre de 2019; sin embargo, los conflictos entre la militancia que derivaron en agresiones, robo de urnas y hasta irrupciones armadas durante los consejos distritales, llevaron a postergar las elecciones, sus pugnas frontales con acusaciones mediáticas son fuera de serie en medios nacionales, lanzaron inclusive una convocatoria para intentar realizar la consulta cerrada con un padrón propio interno, pero el pasado 26 de febrero de 2020 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación mandató al Comité Ejecutivo Nacional que realizara una encuesta abierta de conformidad a la solicitudes de las bases morenistas. Sin embargo desde febrero a la fecha han intentado no hacer caso al TEPJF para efectuarla de forma cerrada con el padrón registrado originalmente, a pesar que ya estamos por iniciar el proceso electoral nacional en forma oficial por parte del INE.

ELECCIÓN CERRADA; FUE EL FRAUDE A SOCORRO DÍAZ  Miles y miles de colimenses tuvimos un claro ejemplo del fraude electoral que se hace en una elección cerrada con un padrón interno no actualizado, porque así le bajaron la gubernatura de Colima a la ex aspirante, a mi amiga y comadre Socorro Díaz Palacios para que fuera electa candidata oficial mediante un padrón interno que elaboró el PRI para que contendiera con otro aspirante, pues resulta que hicieron una elección simulada, provocando pugnas y una gran división interna, pues a cientos y miles de nuestros amigos denominados Socorristas el día de la elección interna nos impidieron votar, usaron un padrón rasurado, alegando que los socorristas no eran priístas porque no estaban en el padrón, pues en la mesa sacaban las listas de los priístas y al verte ya sin revisar las listas, te decían “Tú no estás en el padrón, el que sigue” y como en las colonias sabían quienes promovían a Socorro nos mandaban a volar, no nos dejaron votar a miles de seguidores, inclusive alcaldes, diputados locales, funcionarios que andaban apoyándola tampoco aparecieron en las listas, hasta los congelaron políticamente y a muchísima gente en determinadas colonias que se sabía tenían mucha influencia de Socorro, a la mayoría les impidieron votar, así son los procesos cerrados e internos, son un fraude por lo regular.

Esa jugada de la elección interna de Socorro Díaz de 1991 quedó en la historia, hubiera sido mejor votar en forma abierta con la presentación de la credencial para votar del INE, así teníamos el derecho de votar todos, no mediante un padrón interno rasurado que generó muchas pugnas. Socorro era muy popular por su tendencia izquierdista y su gran labor local y nacional era garantía de triunfo, la elección provocó división y molestó a muchísima gente que no la dejaron votar a su favor, hasta a la fecha muchísimos amigos nos acordamos de ese día, hubo golpes, gritos y jaloneos, a la gente le da coraje al impedirle su voto, se siente rechazada por ese partido. Si analizamos hoy en los grupos de watts up, hay quienes se la rajan defendiendo a capa y espada a Morena, allí observamos que sí hay morenistas de hueso colorado, hasta los acusan de “Chairos” queriendo hasta pelear, pero ¿Qué pasaría si éstos pretendieran votar por Morena en el día de la elección interna y los rechazaran? ¿Cómo sentirán que mientras se la rajan apoyando a Morena, el partido ni los pela? ¿Votarán otra vez por Morena en el 2021? Son temas que deberían analizarse.

LA POSTURA DE MORENA COLIMA La postura política de Sergio Jiménez Bojado, presidente estatal de Morena fue la más adecuada a favor del partido, sin favoritismo de grupo alguno, pues sugiere como representante en Colima a la dirigencia nacional que sea una elección abierta, no cerrada y sujeta al padrón porque no está actualizado, para que todos los morenistas registrados y los simpatizantes que no pudieron ingresar a tiempo puedan votar, incluyendo a los diputados locales, presidentes municipales, regidores, activistas y hasta fundadores de Morena que alegan que no aparecen en dicho registro. Bien por esa postura abierta.