¿RACIONALES? - ¿QUÉ VIENE? 8 DE JUNIO DE 2020

SEAN OSMIN HAMUD RUIZ

 

Genuinamente estoy indignado. No puedo comprender qué nos motiva a ser tan irresponsables, tan absurdos.

 

Mi ocupación principal actual me permitió participar en el diseño del acuerdo para la reapertura gradual de las actividades, principalmente económicas, para el estado de Colima y los protocolos necesarios para preparar a las empresas para la vuelta a la actividad.

 

Mucho trabajo, de muchas personas, todas bien intencionadas y preocupadas por encontrar el balance entre el cuidado de la salud y la recuperación de la economía local.

 

El diálogo que se estableció con las empresas, de todos tamaños y múltiples giros, concluyeron en un plan donde el compromiso es claro: volver a abrir los negocios es muy importante, la crisis económica que se cierne sobre nosotros puede llegar a ser la más grave que nos haya tocado; pero la crisis de salud tiene un carácter vital, literalmente.

 

Y la realidad es contundente, si queremos evitar que la pandemia continúe y que sea un tema crítico de salud, tenemos que guardar la distancia, usar cubre bocas cuando estemos fuera de casa y lavarnos las manos.

 

¿Qué fue lo que como sociedad hicimos? Abarrotar restaurantes, centros comerciales, salir a la calle en grupos, nada de cubre bocas por ningún lado, fiestas y reuniones, desde las familiares hasta bodas y cumpleaños multitudinarios.

 

De verdad, no se dónde está nuestro problema.

 

¿Las declaraciones de los políticos han llegado a confundirnos a tal nivel? ¿La disonancia de las cifras oficiales nos arrojan a la incredulidad? ¿Mayoritariamente seguimos creyendo que es un invento el Covid-19? ¿En serio nos importa tan poco este padecimiento que estamos resignados, al fin y al cabo, de algo nos vamos a morir?

 

Tres hábitos sencillos, repetidos hasta el cansancio. Ninguno implica un cambio conductual complejo o que genere traumas. Tampoco significan instrucciones indescifrables o de difícil aplicación.

Sin duda, en más de alguna ocasión, muchísimos de nosotros hemos creído y expresado que la inteligencia humana es magnífica, capaz de lograr lo que muchas veces parecía imposible.

No sé. Hoy con tristeza me pregunto ¿Racionales?