¿QUÉ VIENE? 9/DIC/19

SEAN OSMIN HAMUD RUIZ

RELACIONES

 

¿Importa mucho que la actual diputada federal por Colima, Claudia Yañez sea hermana de César Yañez, cercano colaborador del presidente López?

¿Importa que la actual secretaria de salud del gobierno estatal sea hermana del diputado federal Mario Delgado?

¿Importa la supuesta cercana relación entre la actual delegada estatal del gobierno federal de Programas Integrales de Desarrollo y el diputado local Rogelio Rueda?

Considero que no.

El ámbito personal debe ser privado. Personalísimo. Creo que las personas antes enlistadas, si alguna responsabilidad tuvieran, tiene más que ver con su desempeño en el encargo, que con su vida cotidiana.

Tal vez nos inquiete, pues las relaciones de poder tienden a favorecer a los preferidos o cercanos, pero es precisamente con lo que dice luchar todos los días el presidente Andrés Manuel.

No se trata de ser inocentón y pretender que esos vínculos, reales o supuestos, puedan o no incidir en la vida cotidiana de nosotros ciudadanos, lo que debe ser es que seamos objetivos y pragmáticos.

En todo caso, sigamos observando el desempeño de cada uno de ellos y atentamente veamos si, por sus relaciones, su desempeño o sus omisiones, incurren en responsabilidad para con los gobernados.

Eso sí nos debe importar. Eso es lo que hay que denunciar.

Sus íntimas relaciones no me importan. Me interesa que en sus posiciones den resultados para con la sociedad. Donde tenemos que se inflexibles es en la actuaciones o instrucciones giradas que promuevan o provoquen corrupción.

Ahí sí debemos se implacables. Tanto en la observación, como en la denuncia y el seguimiento.

Si Borondongo le dio a Bernabé, o Bernabé le pegó a Muchilanga no creo que sea lo más importante.

Lo relevante es que cualquiera de los golpeados denuncie y que no caigan en la tentación de acceder a la voluntad impuesta por sometimiento o conveniencia.