¿QUÉ VIENE? 21/ENE/2019

SEAN OSMIN HAMUD RUIZ

La tragedia atestiguada producto de la tolerancia exigida al ejército, definitivamente rebasa el sentido común, el simple entendimiento. Ver las imágenes de ese chorro incontenible de combustible y la “fiesta” a su alrededor, todo transcurriendo bajo la mirada vigilante de los elementos castrenses, supera cualquier cuento kafkiano.

Y un evento de este tamaño parece aún no despertarnos del letargo. ¿Qué más necesita pasar? Escuchar la nueva medida para intentar resolver el desabasto provocado por la supuesta estrategia de combate al robo de combustible, sin que nadie realmente cuestione genuinamente los procedimientos, los aspectos más específicos y elementales de la misma, me deja estupefacto.

Dicen que adquirirán 500 pipas nuevas para mover los hidrocarburos de un lado para otro intentando abatir el desabasto.

No se si lo sepan o bien si no les importe. Un vehículo de las características requeridas para poder cargar y mover gasolina, requiere un mínimo tiempo de hechura, pues es muy especializado. No hay ninguna agencia donde llegues y tengan en inventario disponible este tipo de camiones. Según consulté, dependiendo la eficiencia del proveedor, se puede llevar entre 3 y 6 meses entregar una orden, dependiendo del número de unidades. Construir y entregar esas 500, llevaría al menos un año trabajando a marchas forzadas. Una de dos. O no las van a pedir nuevas (creo que el desabasto no puede durar tanto tiempo), o piensan conseguir usadas o bien es una información precipitada que se anuncia demagogamente.

Pero además, suponiendo que de forma sorprendente se pudieran conseguir, ya lanzaron la convocatoria para contratar a 2000 operarios para las mismas. También me han platicado los que saben, que un chofer de este tipo de unidades, necesita capacitarse, necesita experiencia. EL riesgo que significa movilizar estas sustancias no permite que cualquiera maneje las pipas.

¿De dónde van a conseguir esta mano de obra tan técnica, tan especializada? ¿Van a dejar empresas privadas sin operarios? ¿Los van a traer del extranjero? ¿Darán capacitaciones y licencias federales de chofer de manera express?

Como en casi todas las medidas que ha anunciado el gobierno federal últimamente, muchas más preguntas que respuestas.

Ojalá y no tengamos que lamentar más tragedias producto del absurdo de una decisión.

 

Y no dejemos de seguir preguntando y exigiendo respuestas.