¿QUÉ VIENE? 23/JUL/2018

Al día siguiente de las elecciones, amablemente algunos medios de comunicación me entrevistaron en mi calidad de presidente de CANACINTRA para preguntarme acerca de la opinión que, como sector y en lo personal, me merecían los resultados que ya se vislumbraban de forma clara y contundente.

De esas conversaciones, rescato un aspecto que considero fundamental, indispensable; y que ahora, a veintiún días de esa fecha, me confirma lo relevante de la idea.

Estamos visualizando un tipo de gobierno donde enfrentaremos cambios profundos en nuestra forma de entender y hacer política. Uno de los principales es que tenemos que estructurarnos de manera distinta respecto a los pesos y contrapesos del ejercicio del poder.

En este sentido, la sociedad civil, principalmente la organizada, debe asumir un papel aún más relevante en la conformación de este nuevo equilibrio. Cámaras, asociaciones, ONG’s, tenemos que ser un fiel en la balanza y tenemos que asumirlo como un deber y una obligación.

Ojo, hablar de ser un contrapeso no significa convertirse en oposición desde el estricto significado del concepto, sino en esa voz que representa sectores e intereses ya validados en el tiempo, con una auténtica participación crítica, pero sobre todo propositiva.

Los cambios siempre significan oportunidades y estamos ante el desafío de convertir esta posibilidad en una realidad donde entendamos ambas partes, el poder y la sociedad, que construir implica no solo escuchar, sino tomar en cuenta, no por el capricho de unos cuantos, sino por el reconocimiento mutuo de capacidades y alcances.

 

La tarea se facilitará o complicará en la medida de que las relaciones resultantes de este nuevo entorno político, sean respetuosas. Hay condiciones para que así sea. Además, no hay muchas opciones. Si el cambio se quiere consolidar, qué mejor que sea de la mano precisamente de la sociedad, pues no basta con haber cumplido con unas elecciones abundantes, libres, democráticas. Ahora viene el verdadero trabajo, construir un mejor país.