MIRAR A LAS DEMÁS PERSONAS - SOCIALIZANDO DATOS

Balvanero Balderrama García

balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

 

El fin de semana escuché una anécdota que me atrapó en la reflexión; una persona contó que siendo niño le preguntó a su mamá por qué él no se podía ver a sí mismo. Y comentó que le dijo: porque ves a los demás.

 

Vino a la memoria aquellas frases: somos seres en relación con; sociables por naturaleza; no somos islas; vivimos en comunidad…

 

Que el otro, la otra, te interese genuina y desinteresadamente es todo un tema. Hoy en día en que las necesidades se han agudizado por la pandemia que vivimos, se hace indispensable esa mirada que atienda y entienda.

 

¿Cuántas veces transitamos mirando sin ver? Aún en aquellos espacios en los cuáles su razón de ser es el servicio y la atención, se opera de esa manera en muchas ocasiones y muchas personas son invisibilizadas y aisladas en su necesidad y sufrimiento.

 

Ante el cúmulo de necesidades no resueltas, surgen asociaciones que tratan de paliar algunas de esas necesidades sentidas, para atenderlas.

 

El pasado domingo 14 se conmemoró el Día Mundial del Donante de Sangre. Surge, de acuerdo al sitio OMS, para “agradecer a los donantes voluntarios no remunerados y concienciar de la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y sus productos”. Agradecer y hacer conciencia.

 

Surgió localmente una noticia que informa de 2 mil 722 donaciones de sangre, en el Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea, precisamente en el contexto de día en cuestión. De ese universo, el 3.67 por ciento lo fue de manera altruista y voluntaria; entiendo que es ir a donar sin un paciente destino de la sangre en específico, donar para quien lo necesite.

 

Seguramente, en algún momento hemos sabido de personas que buscan donadores para “pagar” la sangre que se les prestó, o para tenerla disponible en una cirugía programada. Muchas de las personas que acceden, pienso, también son donadores altruistas, ya que lo hacen sin pago de por medio.

 

Ahí está la asociación Donadores Compulsivos que continuamente está en campaña, invitando a donar sangre voluntariamente. Hay requisitos que cumplir para ser donadores, si el 10 por ciento de los habitantes de Colima lo hiciera una vez en el año, se tendrían 71 mil 124 unidades de sangre (INEGI. Encuesta Intercensal 2015). Algo muy superior a las 100 que se han recibido en el Banco de Sangre Estatal en los primeros cinco meses del presente año. Donar sangre, pienso, es una manera de mirar a las otras personas desinteresadamente; y así, hay muchas otras maneras de hacerlo.

 

En algo que es importante para la generación de estadísticas en el país, y en el contexto de la emergencia sanitaria por el COVID-19, el INEGI ha buscado nuevas formas de continuar cumpliendo con sus objetivos; para ello, está levantando información del Censo2020 y de algunas encuestas mediante entrevista telefónica o por internet.