MESA QUE MÁS APLAUDA - AL DESNUDO

EDGAR RODRÍGUEZ H.

 

“Mesa, mesa, mesa que más aplauda, mesa que más aplauda le manda, le manda, le manda a la niña. Mesa que más aplauda sí. Mesa que más aplauda no. Mesa que más aplauda le manda, le manda, le manda a la niña. Za, za, za y a tu za y a tu za.  Za, za, za y a tu za y a tu za, za, za, za y a tu za y a tu za,

za, za, za y a tu za y a tu za”. Y la que más aplaudió fue la que ocuparon las organizadoras del Table Dance Patrio que para celebrar a los héroes de la primera transformación del país tuvo lugar el martes 15 de Septiembre en el Cabildo de Manzanillo.

 

Emulando al emperador romano Cayo Julio César Augusto Germánico, "Calígula", que enfiestado contemplaba las llamas que consumían la ciudad de Roma por el incendió que él mismo causó, la morena alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez y la secretaria del ayuntamiento porteño, Martha María Zepeda Del Toro, se divertían a más no poder en su fiesta patria travesti, etílica, gastronómica y musical, organizada por la segunda de las nombradas siguiendo instrucciones de la primera, madre en Colima de los matrimonios igualitarias y santa patrona de la diversidad sexual, mientras el pueblo bueno y sabio de Manzanillo se debatía ante los embates de la tormenta tropical Hernán.

Felices y contentas, Griselda y su princesa Martha María departieron con un centenar de sus simpatizantes que todo les aplauden, amontonados en el Salón del Cabildo sin observar ni la sana distancia ni el uso de cubrebocas, mientras a los porteños de la zona del bulevar Miguel de La Madrid, desde Soriana y hasta la Comercial Mexicana, frente a las oficinas de la Capdam, varios  tramos del Arroyo, los barrios 1, 3, 4 y 5 del Valle de Las Garzas, y al personal y pacientes del Hospital General Manzanillo, les llegaba el agua al  cuello.

 

Para que los tan liberales en usos y costumbres carnavaleros porteños se hayan escandalizado del encerrón patrio de Griselda y Martha María con sus más cercanos, quiere decir que de verdad se pasaron de tueste después de la celebración del Grito de Independencia. Hubo quienes equiparan el espectáculo 4T a los que hace muchos años ya presentaban los antros de “La Pedregosa”, pero sin arreglos escenográficos patrios, pues ni tanga tricolor porto el travesti bailarín.

 

A la pachanguera alcaldesa de Manzanillo y a la superflua comadre Martha María les importó un muy poco que el municipio que desgobiernan lleve más de doscientos de muertos y mil 500 contagiados por el Coronavirus (Covid-19), y el que según los datos que arrojan las pruebas aplicadas en el Estado, el mayor porcentaje de resultados positivos conforme al número de pruebas aplicadas sea precisamente donde ellas imperan. Tampoco les quitaron sus ganas de divertirse los cientos de damnificados que causó la tormenta tropical Hernán de la que los porteños no se repondrán en lo que resta de la desastrosa administración morenista bajo su cargo. 

 

El importanadismo de señora Martínez que en mala hora para el pueblo bueno y sabio de Manzanillo se convirtió en su alcalde por culpa de la ola AMLO, secundada por Martha María, tuvo su máxima expresión en su fiesta de antología celebrada en el mismísimo Salón de Cabildos donde hasta el personal de Protección Civil libaba a discreción mientras el diluvio de media noche les repetía la dosis a los habitantes y transeúntes en los puntos urbanos mencionados en el primer punto de este artículo.

 

“Mientras en la misma noche llega una lluvia de más de 3 horas y a nadie le importó las desgracias de las personas en colonias del puerto que todavía no se reponían de la tormenta tropical Hernán, ellas seguían festejando a altas horas de la madrugada, con música y sin pagar sus respectivos permisos municipales. Cabe mencionar que nunca respetaron ninguna medida sanitaria como protección ante esta pandemia a pesar de que lleva varios muertos por esta enfermedad”, disparó claro y directo desde el mismo Puerto, la página electrónica Territorio.

 

La amplia difusión del video de fiesta patria travesti, etílica, gastronómica y musical, organizada por la 4T porteña con cargo a las contribuciones de los manzanillenses, y la indiferencia de Griselda Martínez M. y Martha María Zepeda Del Toro ante la agonía de su muy cercano colaborador y ariete periodístico Juan José Gómez Santos que unas horas después del show de su  ignominia falleciera víctima del Covid-19, les han estado generando tal desaprobación y condena en la sociedad porteña que se las cobrarán con creces en las elecciones del 6 de junio de 2021.  

 

Los errores, abusos y excesos de la alcaldesa Martínez y la secretaria Zepeda Del Toro están siendo capitalizados ya por sus propios compañeros viajeros de la 4T y los políticos de oposición que ven en el derrumbe de su gobierno la oportunidad de regresar por sus fueros en la próxima contienda electoral que de pronto les pinta mejor de lo que antes veían.

 

Se dice que…

 

*El joven activista social porteño Carlos Olivar Sánchez es el gallo de la diputada federal Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera para pelear la presidencia municipal de Manzanillo 2021/2024 por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional.

 

*La caída de los bonos políticos de Griselda Martínez provocada por ella misma, le resta drásticamente poder e influencia en la nominación de la candidatura de quien buscará conservar el cargo para la 4T vía Morena, al mismo tiempo que alienta el ánimo competitivo de sus opositores.

 

*A propósito de políticos porteños, el que sigue avanzando hacia atrás en su alucinación de convertirse en el próximo gobernador de Colima, es el regidor de primera minoría Virgilio Mendosa Amezcua, pues cada día que pasa se le bajan de su guajiro proyecto más y más de sus “seguidores” que han venido emigrando y apoyando a la diputada federal Claudia Yáñez Centeno y Cabrera.