María Irma López Razgado, en busca de la imagen y palabra de Colima

Por Amelia Gutiérrez Solís

 

  (Agencia Informativa Conacyt) Durante los últimos 30 años, la maestra en historia regional María Irma López Razgado ha orientado su talento a la investigación social, la historia oral y la divulgación de la historia a partir del análisis de documentos fotográficos.

Desde que estudiaba la licenciatura en letras y comunicación en la Universidad de Colima (Ucol), se integró a trabajar en el Archivo Histórico del Municipio de Colima (AHMC), en donde fundó el Archivo de la Imagen y la Palabra, labor que continúa en la fototeca del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Centro Colima.

López Razgado, doctoranda en historia y etnohistoria por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), siempre ha estado vinculada con la historia.

Ella colabora en el INAH Centro Colima como historiadora desde el 2000, pero en el AHMC primeramente se encargó del área de fomento y difusión y después fue investigadora. Además fue editora de diversas publicaciones y documentales de investigación social. 

Entre sus investigaciones destaca Meretrices de Colima: entre el Porfiriato y la Revolución 1876-1917, en donde analizó el papel de la prostitución en esa época en la entidad y se puede considerar que fue una de las pioneras en el estudio de las mujeres. Mujer y familia de finales del siglo XVIII en la Villa de Colima, otro tema de investigación, el cual está trabajando para su próxima publicación, y Las huellas de la religión en la Villa de Colima, en la que actualmente estudia las cofradías de mulatos y pardos o hermandades 

Templo San José, en 1909.

religiosas que hubo en la época virreinal.

“Me interesa reivindicar a las poblaciones desprotegidas a través de su estudio. Con estos temas se logra visibilizar estos grupos de mujeres, niños y afrodescendientes y su importancia dentro de la estructura social”, expresó durante la entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

Los barrios de mi ciudad

En 1986, como parte de su tesis de licenciatura, abordó los barrios de Colima, donde de manera gráfica señalaba los límites, su gente, problemas y atractivos, pero en 1995 publicó una revista titulada Los barrios de mi ciudad donde muestra los más importantes, representativos y tradicionalistas del país.

“Es un tema que me apasiona porque aparte de la historia y las fuentes iconográficas es fundamental la historia oral para conocer los antecedentes de los barrios”, señaló la investigadora originaria de la Ciudad de México, pero que se considera hija adoptiva de estas tierras colimotas.  

Además de ser coautora del libro Los barrios de mi ciudad, López Razgado público La pluma como argumento femenino. La presencia de la mujer en la revolución colimense, en cuyo ensayo evidencia que la participación de las mujeres colimenses no ha sido aclarada en el proceso revolucionario.

Los resultados obtenidos en esta investigación, que publicó la Ucol, permiten nuevas reflexiones y replanteamientos en torno al proceso histórico nacional. En esta línea, se abren otras aportaciones sobre la Revolución Mexicana con diferentes marcos analíticos y fuentes poco exploradas.

En La pluma como argumento femenino, la historiadora centra su atención sobre las acciones emprendidas por las mujeres colimenses que, de alguna forma, modificaron su entorno social durante etapas como el porfiriato, el proceso revolucionario y el constitucionalismo, entre 1880 y 1917.

“En el AHMC y en el Archivo Histórico del Estado se encuentran documentos religiosos, además de testamentos, y la verdad es que hay un gran mundo de información histórica que no se ha tocado y está ahí para que la gente vaya e investigue y quiera saber más sobre Colima y su pasado", expresó.

En lo que se refiere a la docencia, en la Escuela de Lenguas Extranjeras de la Ucol, imparte la materia historia de México y de Colima y en la maestría de historia de México, de la máxima casa de estudios en la entidad, aborda la historia y perspectiva de género.

La investigadora ha participado en diferentes diplomados sobre historia de Colima y su región, así como en diplomados sobre patrimonio cultural.

Ella pertenece al Seminario de Estudios Africanos y Afrodescendientes en México, de la Coordinación Nacional de Antropología e Historia, que coordina la doctora María Elisa Velázquez, y es socia de número de la Sociedad Defensora del Tesoro Artístico de México (Sodetam), Capítulo Colima.

En la actualidad es una de las principales impulsoras del rescate del archivo parroquial del templo San Felipe de Jesús, conocido como El Beaterio, ya que los archivos parroquiales son una fuente fundamental para la investigación de estudios demográficos y genealogías en el estado y, en un futuro cercano, podrán ser consultados por académicos y ciudadanos interesados en conocer a sus antepasados.