LOS ASPIRANTES ANTE EL RETO DE LA INSEGURIDAD   - ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

 

En las precampañas políticas rumbo al 2021 de los aspirantes a las gubernaturas y a las alcaldías en las grandes ciudades, la problemática de la inseguridad pública es tema que ya no pueden seguir omitiendo, aunque le estén dedicando más tiempo al conflicto social del Covid 19, sin embargo la misma pandemia aceleró también más la inseguridad pública en varias entidades, por ello será necesario abordar el tema aquí en Colima, pero ¿Qué opinarán los aspirantes; Claudia Yáñez, Virgilio Mendoza, Indira Vizcaíno, Leoncio Morán o José Manuel Romero y el resto sobre sus posibles acciones en seguridad pública?

Aunque algunos aspirantes rumbo a las gubernaturas de Sonora, Sinaloa, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, y Querétaro iniciaron exponer en algunos medios sus inquietudes en materia de seguridad pública, aunque no así en el resto de las 8 entidades más pequeñas como en Colima, a pesar de que nuestra entidad ha ocupado los primeros lugares nacionales de inseguridad, cabe señalar que en el caso de Sonora uno de los aspirantes a gobernador es nada menos que Alfonso Durazo actual Secretario de Seguridad Pública federal y por obvias razones se le facilita hablar sobre la problemática de su entidad.   

AUMENTA DESCONFIANZA NACIONAL EN SEGURIDAD La percepción nacional de la inseguridad pública de los mexicanos aumentó al pasar del 73,7 % de diciembre de 2018 al 74,6 % en marzo de 2019, reveló recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de acuerdo con los resultados del vigésimo tercer levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), el 74,6 % de la población de 18 años y más percibe que vivir en su ciudad es cada vez más inseguro, un incremento de 0,9 puntos porcentuales con respecto al periodo anterior, lo que podría reflejarse también en la votación en el 2021, pues la mayoría de la gente considera que el gobierno federal también tiene varias fallas al igual que los gobiernos estatales y municipales, será un rubro importante de decisión electoral.

 

COLIMA TIENE RECUPERACIÓN HISTÓRICA Y NADIE LO MENCIONA El pasado mes de julio de 2020, Colima registró una recuperación histórica en su seguridad pública estatal y nadie lo menciona, al registrarse solo 34 homicidios contra 64 que tuvo el año pasado, del mismo mes pero de 2019, logrando un registro histórico ya que fue el menor de los últimos 4 años y seis meses anteriores, es decir desde 2016, y este fenómeno se dio quizás por las diferentes órdenes de aprehensión que se han girado en los meses recientes solicitadas por la Fiscalía General del Estado de Colima, pues aseguran que un grupo de investigadores recién capacitados y reorganizados están operando en dicha Fiscalía, aunque coincide también con el reciente relevo del nuevo Secretario de Seguridad Pública en la entidad, Vicealmirante Miguel Ángel García Ramírez y la llegada de los elementos de la guardia nacional federal ya que trascendió que vinieron a investigar el asesinato del juez federal asignado en Colima, pues en la capital de Colima está enterada del arribo de algunos helicópteros, quizás todo esto influya para bajar la incidencia delictiva estatal, pero sí es necesario reconocer aquí el trabajo a la Fiscalía por las múltiples detenciones recientes que está publicando diariamente.

 

COLIMA NO TIENE NINGÚN MODELO DE SEGURIDAD ESTATAL Según expertos en materia de seguridad pública, Colima y muchos estados del país no cuentan con un modelo o esquema de seguridad pública estatal moderno y propio y actúan en forma tradicional desde hace muchos años, ya que sexenio tras sexenio solo van cambiándole las fechas al plan nacional y a los planes estatales de seguridad pública y atendiendo a las funciones que hacen cada dependencia. Además dichos especialistas aseguran que los Secretarios de Seguridad Pública en las entidades los designan por recomendación presidencial y anuncia de los gobernadores. Pera basta señalar que aquí en Colima antes de tener a un Secretario de Seguridad, siendo Director de Seguridad Pública el capitán Fernando Cendejas con acuerdo del gobernador en turno se operó un modelo o esquema operativo estatal mediante el funcionamiento de las casetas de vigilancia, mismas que existen todavía abandonadas y distribuidas en la entidad ubicadas en las salidas y entradas de todos los municipios, así como en los parques y jardines, fue un modelo estatal que funcionó exitosamente para prevenir los robos a vehículos y los asaltos a los taxistas, operó muy bien y se les abandonó al cambio de gobierno estatal alegando falta de policías, porque prefirieron comisionarlos a otras tareas menos relevantes en la seguridad pública a favor de los municipios, disparándose la inseguridad pública.

 

Para concluir, la seguridad pública se convirtió en Colima en una de las mayores preocupaciones de la sociedad ante el incremento de los delitos especialmente los robos a las casas habitación que han proliferado, pues en todas las colonias y barrios la gente demanda una mayor eficacia de las policías de los tres niveles de gobierno, pues la ciudadanía está harta de tantas culpas y justificaciones entre los policías municipales, los estatales y de la guardia nacional, “es una desorganización bien organizada”, además de cortar el personal de la prevención del delito en las dependencias, por ello sería conveniente que cada aspirante a la gubernatura elabore un nuevo modelo sexenal que lo exponga a la sociedad como un compromiso social y no solo invente discursos o lemas de campaña que engañen y enganchen a la población, necesitamos saber cuál será el nuevo modelo operativo y de prevención estatal de seguridad pública que aprobaremos en el 2021, pero no únicamente en seguridad, sino también en transporte público, en la agricultura y la salud, los rubros más relevantes.