LAS GRANDES PESTES O PANDEMIAS - ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

 

Desde la antigüedad hasta hoy han azotado grandes enfermedades que se extendieron velozmente entre los pueblos produciendo una gran mortandad de personas, estas epidemias recibieron el nombre genérico de pestes. Una de las epidemias más devastadoras de la antigüedad fue la peste de Atenas que se propagó en el año 428 A.C. narrada por Tucídides en su obra "La guerra del Peloponeso". Afirma el historiador que la peste procedía de Etiopía, el relato decía: sentían primeramente un fuerte dolor de cabeza; los ojos se volvían rojos e inflamados; la lengua y la faringe se hacían rojizos; la respiración se tornaba difícil e irregular y el aliento fétido, seguían ronquidos, después el dolor pasaba al pecho, acompañándose de tos violenta, provocaba náuseas y vómitos, era el anuncio de la muerte. La mayor parte moría al cabo de 7 a 9 días consumidos por el fuego interior, hasta los pájaros y los animales carnívoros no tocaban los cadáveres a pesar de la infinidad de ellos pues sabían que si alguno intentaba pararse o comerse un cadáver, también caían muertos.

 

El imperio romano se vio afectado varias veces por las pandemias, en Roma llegaron a morir en el siglo III cerca de 5.000 personas por día, se cree que el fracaso de Justiniano en restaurar la unidad imperial en el Mediterráneo se debió en gran parte al efecto de la peste que disminuyó alarmantemente sus ejércitos. Del mismo modo las fuerzas romanas y persas perdieron su resistencia ante los ejércitos musulmanes en el año 637, murieron por la peste cerca de 5 millones de romanos.

 

LAS PANDEMIAS EN LA HISTORIA MODERNA Tres han sido los grandes enemigos de la humanidad: el hambre, las pandemias y la guerra. Las pandemias son la segunda de las causas de mayor mortalidad entre los seres humanos, tanto en la antigüedad como en la era moderna, siempre han causado terror y muerte, aunque el mayor problema apocalíptico de dichos tres males, es el hambre lo que ha causado más muertes en el mundo, después están las enfermedades incluyendo las enfermedades o pandemias. Actualmente, gracias a los avances médicos, tecnológicos, el apoyo social hacia los pobres mediante acuerdos globales, el hambre y las epidemias han retrocedido por el progreso humano al menos en los países llamados desarrollados.

La peste negra o peste bubónica es la más famosa de todas las epidemias mundiales en la historia de la humanidad reciente. La bacteria de la Peste Negra –yersinia pestis– apareció en 1330 también en Asia Central, se expandió por el globo -llegando a Europa hacia 1340- se aseguraba que provenían por las pulgas de las ratas, causó la muerte de entre 75 y 200 millones de personas, murió una cuarta parte de la población de Eurasia, la Peste Negra acabó con la población de Inglaterra de 3,7 millones a 2,2 millones de habitantes, mientras que en Florencia en un breve tiempo se pasó de contar con una población de 100 mil habitantes a solo 50 mil, murió el 50%. Actualmente, la peste sigue afectando a unas 3 mil personas en todo el mundo, sin embargo, la medicación aplicada consigue evitar la muerte en el 85% de los casos.

Otra pandemia fue el SARS (síndrome respiratorio grave) en 2002 que provocó la muerte de menos de mil personas, pasando por la gripe aviar en 2005 o la gripe porcina en 2009, hasta el reciente ébola en 2014, que la OMS calificó de “la emergencia de salud pública más grave en la era moderna” y que, sin embargo, de las 30 mil personas infectadas, solo -en comparación con las epidemias anteriores- murieron 11 mil, un caso aparte fue la epidemia del sida. Desde su primer brote en 1980, la enfermedad se ha cobrado más de 30 millones de muertos en el mundo. La dificultad de control y detención del sida estribó en lo difícil de su diagnóstico, es decir, un paciente de VIH -a diferencia de otro infectado por viruela. El VIH no mata por sí mismo, sino que debilita el sistema inmune hasta tal punto que el paciente infectado de sida no es capaz de resistir ni un simple catarro y fallece, hoy si es detectada a tiempo simplemente es controlada.

ATENDER EL LLAMADO ANTE EL CORONAVIRUS, Hoy nuevamente estamos preocupados tanto en Colima, en todo el país y en el mundo ante la alarma de otra gran pandemia denominada Coronavirus, que ha causado miles de muertes en Asia y Europa, pues en Italia ayer murieron 500 personas en un solo día, por lo que fue sorpresa internacional para redoblar sus estrategias de prevención, el titular de la OMS, Organización Mundial de la Salud, envió 1.5 millones de pruebas a 120 países para detectar al COVID 19 en personas sospechosas. Lo correcto es atender al llamado de las autoridades.

LOS GOBERNANTES ANTE EL COVID 19 La población mexicana y los colimenses también estamos valorando las medidas que hacen nuestros gobernantes al asumir su responsabilidad política y social ante este grave conflicto de salud que vive nuestro país, así como nuestra entidad en donde ya se confirmó el primer infectado de origen Alemán, así mismo observaremos lo que hacen cada uno de los municipios o sus alcaldes, su forma de concebir la prevención y las estrategias utilizadas para que cada uno en sus órdenes de gobierno acrediten su capacidad e interés para afrontar la problemática social como es la pandemia.

 

Hasta hoy el gobernador del estado, Ignacio Peralta Sánchez ha dado muestras de preocupación en la entidad por sus medidas tomadas al anunciar como estado de emergencia por el COVID 19 basándose en la primera persona infectada con el virus en la entidad y ante los casos diferentes de probabilidad que se investigan por la coincidencia de los síntomas, hace bien además tomar medidas sanitarias que se hacen a la entrada y salida del estado, en centrales de autobuses, aeropuertos, así como a la llegada de los barcos en el puerto, convocando a la ciudadanía para que se reguarden con sus hijos en sus hogares, pues para ello se les adelantó a la SEP suspendiendo clases desde este martes, mientras el anuncio federal era para este viernes 20 del presente mes. Falta quizás solamente el número telefónico especial a nivel estatal que designarán para la población en caso de tener síntomas de Coronavirus para su mejor control.