LA SOBERBIA DAÑA AL DESARROLLO  5/11/19

Por Abel González Sánchez

 

Los recientes estudios de psicología política aseguran que la clase política mundial, sobre todo en los países de latinoamérica han descuidado sus gobiernos en capacitar y orientar psicológicamente a los nuevos aspirantes y funcionarios de las generaciones recientes, ya que se observa que los jóvenes metidos a la política, no tienen el perfil profesional ni la madurez en la actividad política, por tal motivo se hacen soberbios, deshonestos y muy mentirosos, pierden el piso, algunos llegan casi a la locura, hacen  perder a sus partidos, a sus pueblos y a sus países despilfarrando los recursos, “la soberbia y el engaño daña al desarrollo económico y social”, así lo aseguró en una conferencia internacional el Dr. En psicología política Elio Rodolfo Parisí en Buenos Aires, Argentina.

 

Dijo el Dr. Hanns Keller especialista de la UNAM, que la psicología política en varios países se ha incorporado como una asignatura importante en las universidades más prestigiadas y en los diferentes partidos políticos para capacitar a los nuevos cuadros que participan para transformar a los países ya que se ha demostrado que muchos novatos llegan si la preparación y formación adecuada, llegan por dedazo, los partidos solo quieren ganar el poder, se hacen pedantes, prepotentes o soberbios por tantas frustraciones psicológicas que traen cargando y porque nunca han tenido cargos relevantes, el problema es que la mayoría de ellos no se dan cuenta y piensan que lo merecen, y antes de salir quieren otros sin trabajar, tampoco no hay estructuras que los quiten o los paren y los dejan que terminen sus períodos para lo que fueron electos cometiendo muchos errores, sobre todo cuando ya llegan a ser alcaldes, diputados, gobernadores o presidentes.

 

El carácter vanidoso y la soberbia de los políticos han sido señalados como uno de los pecados capitales en la cultura occidental y la religión cristiana, pero ahora en los tiempos recientes se ha considerado que los nuevos políticos rápidamente toman esa postura al designar a personas carentes de formación política, siempre creen que lo hacen todo bien, que toma las mejores decisiones, que jamás se equivocan y que no necesitan de la opinión de nadie, en el momento en que cometen un error jamás lo admitirán, siempre creen tener la razón, no suelen pedir perdón y quieren halagos sin condición alguna, dice así Leonardo Murialdo "La soberbia es el vicio de los ignorantes" tanto quien se cree superior como quienes los adulan.

LA SOBERBIA ES ANTIGUA Desde los tiempos de Aristóteles quien aseguraba que la política era la madre de todas las ciencias y exigía le dieran su debida importancia a las personas que llegarían como tribunos o legisladores del pueblo pidiendo que fueran los más experimentados y humildes, sin embargo ahora en los tiempos modernos, nuestras sociedades y también los partidos han descuidado mucho a quienes seleccionan como candidatos a presidentes municipales, diputados locales o federales, senadores o gobernadores, perdiendo así el verdadero rumbo que busca la sociedad para mejorar las políticas públicas de los tres órdenes de gobierno, complicando o retardando la modernización de nuestras ciudades y de nuestros país.

¿LLEGARÁ ALGÚN SOBERBIO EN 2021? Una persona educada, culta y segura de sí misma no suele hacer gala de sus méritos con arrogancia, desprecio y prepotencia, pues esos valores de sencillez, impregnan y trascienden por su conducta sencilla o humilde, por su prudencia y buen estilo como simple ciudadano, y aunque parezca que en Colima no tendremos aspirantes sencillos para el 2021, creo que sí habrá, aunque pocos, pero ojalá mejoren la elección de los perfiles en los tres niveles de gobierno.

Este tema surgió porque tres páginas o periódicos digitales el sábado pasado cordaron promover próximamente una encuesta de opinión pública que está a punto de iniciar con las preguntas ¿Quién crees que sea el aspirante hombre más soberbio para gobernador? y ¿Quién crees que sea la mujer aspirante más soberbia para gobernadora? Pretenden estos medios que la gente sea la que califique este comportamiento de los funcionarios que buscan la gubernatura, porque consideran que una actitud arrogante o soberbia no debe de llegar. Pero antes de iniciar vayamos analizando también a los presidentes municipales, legisladores o gobernantes, ¿Usted a quién ve que ya perdió el piso?