LA GRILLA EN LA CORONA MORFÍN - ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

 

La famosa secundaria Corona Morfín ubicada en el centro de la capital de Colima, reconocida a nivel estatal por su gran población estudiantil, así como por su prestigio y calidad de sus maestros, nuevamente vive un conflicto político, como muchos otros que han padecido tantas escuelas de la entidad, pero que por su gran tamaño se magnifica y politiza su problemática ante los medios informativos, lo que empaña saber la verdad, nunca se entra al fondo del problema, lo resuelven políticamente los titulares de la Secretaría de Educación y el SNTE, hasta el gobernador en turno interviene en ocasiones removiendo a determinados directivos o maestros como simple solución para mandar el mensaje político de la supuesta excelente intervención, cuando en realidad con esas medidas en ocasiones se violan los derechos de los maestros.

 

LOS CONFLICTOS ESCOLARES La escuela, tal como la concebimos actualmente emerge históricamente como un lugar de encierro con una serie de propósitos y reglamentaciones específicas para el encauzamiento de las prácticas a favor de la educación, en donde el comportamiento entre alumnos y maestros están precisados debido a su gran problemática. Los modos de resolver los conflictos también están debidamente reglamentados por diferentes protocolos, por tal motivo salta la gran duda el que digan algunas alumnas que hace varios meses y peor aún que hace 20 años un maestro me acosó sexualmente, se pierde la falta de inmediatez para acreditar los elementos necesarios para fincarle una responsabilidad al docente, y es poco creíble, sobre todo porque todos los alumnos y padres de familia han sido plenamente informados constantemente por diferentes autoridades, hace como un mes inclusive se publicó en los medios informativos que dieron pláticas a los alumnos en todos los salones de clases tanto la policía federal, como la Subsecretaría de Prevención del Delito y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal en donde se les orientó las diferentes formas de presentar las denuncias ante posibles faltas o delitos escolares, y la verdad es que no hay una denuncia formal ante la Fiscalía General de Justicia contra algún maestro de esa secundaria por ese motivo, por tal motivo se asegura que lo que hicieron las estudiantes fue pura grilla al calor del movimiento feminista promovido por diferentes partidos políticos. La confusión de la ciudadanía es mayor por la forma de entrar y de romper candados suspendiendo clases de esa gran escuela para manifestarse sin antes haber tenido una denuncia formal o la evidencia, solo son cartulinas, pues el juego de palabras de que me quejé verbalmente ante directivos es totalmente absurdo, nada creíble, ante el delito de acoso sexual, uno de los más delicados.

 

DESPIDEN AL MAESTRO SIN SER ESCUCHADO Como maestro y abogado es más fácil visualizar el grave error constante y abuso de poder político que ejerce el gobierno federal o estatal y más aún los  Secretarios de Educación federal y estatal, ante conflictos políticos similares en el sector educativo, inmediatamente son removidos sin investigación formal alguna, en lugar de llegar al fondo de la verdad, nadie podemos negar que sí existen maestros con pésimos comportamientos que no deberían de estar en los planteles, aunque en Colima los casos serían muy extraordinarios, pues el magisterio colimense supera por mucho en su profesionalismo a la media nacional, pero sí hay algunos burlones o llevados por su naturaleza y esto pueden confundir, lo que tampoco es correcto, deberían ser amonestados o expulsados. En cuanto al comportamiento de los alumnos están peores que los maestros, algunos son adictos, cargan navajas, se las quitan y vuelve a llevar, se drogan algunos alumnos y alumnas, pero la normativa y la decisión de la autoridad educativa es muy curiosa, inclusive los padres de familia los defienden a morir a sus hijos para que no los expulsen. Estoy seguro que al maestro acusado por acoso sexual a quien ni conozco, ni pío pudo decir, en cuanto el SNTE que supuestamente defiende al magisterio quizás tampoco lo pude recibir hasta la fecha, así es nuestro sistema, la cuerda se revienta por lo más delgado, los funcionarios quieren quedar muy bien con la opinión pública, sin exigir a las partes en llegar a la verdad.

 

¿QUE DIRÁ LA FAMILA DEL MAESTRO ACUSADO POR ACOSO SEXUAL? La santa inquisición política de los legisladores y del sector educativo ya lo juzgó públicamente y manchó para siempre su honorabilidad del docente, sin tener ninguna prueba simplemente fue removido por presión política, pero corresponderá a él defenderse o callar para siempre o bien jubilarse, aunque su familia quizás también cargue el peso de la duda, pero así es como se resuelven muchos problemas en el sistema educativo nacional, lo que no ocurre si algún alto funcionario es acusado igual, allí seguirán siempre como estatuas en los cargos que ocupan, para el maestro ninguna defensa y todo el peso de la supuesta ley, en cambio para los alumnos todo el apoyo.

 

LA JUSTIFICACIÓN DE LA AUTORIDAD EDUCATIVA Hasta risa causa la justificación de la autoridad educativa para suspender un maestro, porque ante un conflicto similar realiza encuestas a los alumnos con preguntas tendenciosas para justificar su actuación para removerlo, son encuestas totalmente al margen del derecho, ya que si ahorita están empoderados o aconsejados por la asociación de alumnos, cualquier encuesta anónima traerá resultados negativos hacia los directivos y más aún contra el maestro denunciado públicamente, ¿Acaso es correcto que un alumno mediante encuesta determina el futuro del maestro?,  ¿Cómo le irá a un maestro que sea exigente con los alumnos?, será sacrificado, al margen del supuesto delito, por otra parte las Direcciones de Educación Básica y Subdirecciones de Educación Secundaria y las áreas jurídicas de la SE están asignadas a los grupos sindicalistas politizados locales, y dichas encuestas ellos las elaboran con el ánimo de perjudicar sí así lo deciden arriba, lo despiden sobre todo si el maestro acusado no es del grupo político sindicalista. ¿Le gustaría que al titular de Educación o el gobernador sus cargos dependieran de una encuesta de maestros o de ciudadanos? Es ridículo, absurdo e injusto.

 

EL CONFLICTO SE MAQUINO DESDE AFUERA DE LA ESCUELA Se sabe que algunas legisladoras locales participaron en el movimiento político estudiantil en la Corona Morfín, al calor de las manifestaciones femeniles contra la violencia de la mujer que se dio uno o dos días antes a nivel estatal, nacional e internacional, y desconozco si en Colima como en otras partes del país exista el “Protocolo para la prevención y actuación para en casos de abuso sexual y mal trato escolar contra alumnas y alumnos de educación básica, como aparecen en otras entidades como en Quintana Roo que ha dado buenos resultados y que fue aprobado por el Congreso del Estado, sería bueno entonces que las legisladoras hagan una revisión legislativa al respecto y así el Congreso Local en realidad dejaría un buen precedente para desterrar este y otros problemas que tanto afecta el desarrollo educativo, precisando mejor la actuación en casos como el que hoy se discute, pero lo que si no es correcto que se maquine un movimiento político para empoderar a las mujeres pero sin un sustento firme, sacrificando así a un chivo expiatorio.

 

No hace poco, en 2017, en esta misma escuela secundaria, la Corona Morfín sucedió un hecho muy lamentable, el fallecimiento repentino de una niña de 12 años, en donde también se politizó en grande acusando públicamente y en redes a diestra y siniestra de negligencia a su maestra, a los alumnos que la vieron desvanecerse y corrieron a pedir auxilio y no regresaban pronto, la perfecta, a los directivos que no hallaban que hacer, hasta que la Procuraduría de Justicia y los peritos médicos informaron del motivo de su lamentable fallecimiento estaba basado en un malestar congénito, y curiosamente afuera de esta misma escuela no hace muchos años falleció una maestra por un padecimiento que le aquejaba, y hubo también mucha preocupación escolar, todo esto es parte de la problemática que tienen los directivos escolares. ¿Le gustaría a usted ser Director de un plantel? Lo correcto es que presenten las denuncias formales por acoso sexual y que se investigue como marca la ley, que se suspenda al maestro en caso de ser cierto y que se dejen de grillas y punto, pero que ya no dañen políticamente la imagen de esa bonita escuela secundaria.