LA CEREZA DEL PASTEL - AL DESNUDO

EDGAR RODRIGUEZ H.

 

En 7 meses y medio los diferentes partidos políticos tendrán la oportunidad de registrar a sus candidatos, esto luego de haber realizado una evaluación de cada uno los interesados en participar como contendientes a los puestos de elección popular que se disputarán como son las alcaldías, las diputaciones locales y federales y la gubernatura de Colima, hoy en manos de José Ignacio Peralta Sánchez, quién ganó en 2015 como candidato del PRI y sus aliados del PVEM, PT y Nueva Alianza, por una diferencia de aproximadamente 10 mil votos más que el candidato del PAN, Jorge Luis Preciado.

 

Sin duda la cereza del pastel para todos los partidos políticos, los que ya existen y los que logren su registro (posiblemente 4 o 5) en los próximos meses, lo representa la gubernatura del estado, incluso ya hay candidatos visibles: Leoncio Morán Sánchez por Movimiento Ciudadano y Virgilio Mendoza por el PVEM, este último con la esperanza de hacer alianza con Morena.

 

Por el PAN, de nueva cuenta el hoy diputado Jorge Luis Preciado Rodríguez ha señalado que puesto y dispuesto está a subirse de nueva cuenta al cuadrilátero para enfrentarse con los contendientes que le pongan enfrente el resto de los institutos políticos.

 

Por el PRI, antes de la llegada de José Manuel Romero Coello a la dirigencia estatal del PRI, se mencionó a varios personajes de la política con aspiraciones, entre los que destacan las figuras de Oscar Armando Ávalos Verdugo actual director de la Comisión Estatal del Agua de Colima; a Mely Romero Celis, hoy delegada especial del ONMPRI estatal y Agustín Morales actual secretario de Desarrollo Rural del Gobierno del estado.

 

La lista de aspirantes priistas a la gubernatura del estado incluso podría ser más grande e incluir a al líder estatal del PRI José Manuel Romero y el nombre de quien lo antecedió Enrique Rojas Orozco hoy Secretario de Desarrollo Social de Colima. Pero si se trata de ser serios y verdaderamente el PRI quiere ser competitivo en los comicios de 2021, por sus antecedentes, habría que descartar a varios suspirantes.

 

De los priistas mencionados habría que revisar sus cartas de presentación. En el caso de Oscar Avalos Verdugo Óscar Ávalos Verdugo, fue presidente municipal de Tecomán en el trienio 2000-2003 y su más reciente aspiración política se dio en 2018 cuando renunció a la dirección general de la Comisión Estatal de Agua de Colima (CEAC) para poder competir como candidato a diputado local por el distrito electoral número 16 por la coalición PRI-PVEM. Además tiene antecedentes sociales y se le reconoce un gran trabajo de liderazgo, pero sobre todo es un hombre sin sospechas de corrupción, lo que lo podría perfilar como un buen candidato.

 

Mely Romero Celis, quien no acaba de recuperarse de la derrota pasada en 2018 cuando contendió por una diputación federal, en realidad se ha mostrado muy pasiva en cuanto a sus aspiraciones políticas. Ha sido diputada local y senadora de la República en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión y Subsecretaria de Desarrollo Rural del Gobierno de México.

 

En el caso de Agustín Morales ha sido alcalde de Comala, coordinador en Colima de la campaña presidencial de José Antonio Meade y suplente de Fernando Moreno Peña, en la fórmula electoral para el Senado.

 

Los priistas tendrán que evaluar bien a sus posibles candidatos, y de estos más los que se sumen, habrá de deshojar bien la margarita, sin dados cargados, en el entendido de que no se pueden cometer errores, los comicios que vienen no serán nada sencillos para el PRI e incluso está en riesgo de perder su hegemonía gubernamental.

 

Se dice que…

*Recientemente El secretario regional del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI en los estados de Colima, Chihuahua e Hidalgo, Fernando Moreno Peña, adelantó que para la elección de 2021 se podrá ver en las boletas a casi 10 candidatos para gobernador y ese mismo número a cada una de las alcaldías, “lo cual favorecerá al PRI, ya que los votos se fragmentarán”. O sea, que con los poco o mucho que tenga su partido puede ganar.

 

* “En Colima, en el PRI no hay grupos, sino personalidades, militancia, y quienes ya han ocupado algún cargo tienen mayor protagonismo y presencia”: Fernando Moreno Peña.