FELIPE CRUZ PINTA SU RAYA CON MOTOTAXIS - ANÁLISIS POLÍTICO

Como balde de agua fría le cayó al Secretario de Movilidad del Gobierno del Estado y también a los concesionarios de taxis y de camiones urbanos la valiente o mejor dicho la temeraria decisión del Presidente Municipal de Villa de Álvarez, Felipe Cruz Calvario para autorizar el servicio de transporte público mediante el uso de las mototaxis apelando al art. 115 de la Constitución General de la República, que va relacionado a la autonomía de los ayuntamientos o municipios en la prestación de sus servicios públicos.

 

El Ayuntamiento de Villa de Álvarez con la votación de 12 regidores, porque a uno le dio miedo, bueno se abstuvo, autorizaron la nueva modalidad del servicio del transporte público mediante el uso de las mototaxis que operarán exclusivamente en el municipio de Villa de Álvarez, provocando una sorpresa política estatal ya que ningún alcalde después de Rafael Mendoza de Cuauhtémoc se había atrevido en meter las manos para mejorar el servicio de transporte público en sus municipios.

 

Felipe Cruz Calvario con esta acción social a favor de las comunidades y colonias más apartadas, entra a un conflicto político con el Gobierno Estatal ya que el transporte público ha estado siempre regulado por el propio gobierno estatal conforme a la Constitución Local, a través de la nueva Secretaría de Movilidad. Cuando introdujeron el uso de las mototaxis causó mucha polémica en el municipio de Cuauhtémoc e intervino Movilidad, con esta acción consideramos que el alcalde Felipe Cruz pinta su raya para su despegue a la precampaña política rumbo a la gubernatura, se desmarca inclusive de la línea que tiene el ayuntamiento de Colima que encabeza su compañero del Movimiento Ciudadano quien también aspira a la gubernatura, Leoncio Morán Sánchez, ya que el ayuntamiento capitalino apoya a Movilidad en cuanto a no permitir permisos para circular sin placas provenientes de Guerrero que persigue el Gobierno Estatal y tampoco permite el uso de mototaxis para el servicio público.

 

Felipe Cruz informó a la ciudadanía villalvarense que no tuvo otra alternativa para atender el servicio público en colonias y comunidades más apartadas, ya que se carecen de taxis y camiones urbanos en determinados horarios y los domingos, que la situación económica es adversa para muchas familias pobres que requieren salir y trabajar, pero además que en el caso curioso de Colima que tienen que cerrar las empresas regresar a sus hogares para continuar su horario después de la cuatro de la tarde, es doble pasaje diario, dijo que el acuerdo fue de todos los regidores y que el cabildo está sustentando esta decisión en la Constitución General de la República en su artículo 115.

 

EL GRAN PROBLEMA DEL TRASPORTE EN COLIMA Son muchos los factores en Colima que han provocado el rezago del trasporte público en la entidad empezando con la negligencia histórica del gobierno estatal quien tiene la más alta responsabilidad conforme la Ley de Movilidad, ya que a este le compete la planeación, control, supervisión y expedición de las concesiones del servicio público en los diez municipios, así como la autorización de las tarifas, y la institución nunca ha cumplido, ni colaborado de la mano con los transportistas, prácticamente los ha dejado solos para que resuelvan sus problemas hasta con los descuentos a los estudiantes y personas de la tercera edad.  Algunos gobernadores sí pusieron interés y atención para mejorar el servicio público y durante sus gestiones se compraron camiones nuevos, como lo fue a inicios del año 2000, cuando el transporte público lo operaba todavía la Secretaría General de Gobierno a través de una Dirección de Transporte, en ese entonces sí tomaban decisiones de fondo, pero desde hace 15 años prácticamente ha estado rezagado el transporte público porque los titulares que han llegado a la dependencia de Movilidad poco o nada saben de la materia, provocando deficientes servicio en todos los municipios y un gran rezago, porque nunca han agarrado el toro por los cuernos.

 

EL RETO DE LA MODERNIZACIÓN El gran problema es que no hay una línea o proyecto de modernización acordada entre el Gobierno del Estado y los transportistas o concesionarios, pues los transportistas jamás podrán hacer acuerdos con los titulares de Movilidad, porque pueden ser removidos y dejar bailando las inversiones, además de que no se tiene una política tarifaria profesional o conforme a la realidad, la pretenden revisar cada cuatro a cinco años, además del desorden entre los concesionarios entre taxis y camiones urbanos. Pues nunca ha funcionado dejar las cosas como están para que sean los mismos transportistas los que resuelvan sus problemas, esto es mandarlos a la lona, por eso traen camiones y taxis chatarra, ahora ningún taxista hace su sitio en sus colonias ni en sus localidades, los sitios están abandonados a los que pertenecen y todos ruletean en las ciudades y quitan el pasaje en los paraderos a los camiones urbanos, es una competencia desleal y abandono del servicio en las localidades y colonias apartadas, los ayuntamientos están al margen de la solución de sus problemas de transporte público, jamás son tomados en cuenta, por ello en algunos estado prefieren la municipalización del servicio para expedir placas del servicio público.

 

Si bien es cierto que la entrada del servicio de Uber, Taxis Ejecutivos, etc. han creado rechazo fuerte en algunas grandes ciudades por los concesionarios de taxis comunes, inclusive ha habido lesionados y hasta 3 muertos en el Estado de México por la entrada de los mototaxis,  porque para ellos son mucha competencia la autorización de estos mototaxis, y aunque en Cuauhtémoc Rafael Mendoza se ha sostenido contra viento y marea con este servicio y hasta el pueblo votó nuevamente y lo ratificó como alcalde, quizás porque allí el impacto sea menor porque no hay tantos taxistas afectados, más sin embargo Manzanillo, Tecomán y ahora Villa de Álvarez son conflictos mayores.

 

Por lo pronto Felipe Cruz Calvario como alcalde proyectó ganarse a miles de gentes humildes que viven en las más de 200 colonias populares, indudablemente que afectará un poco los intereses de los concesionarios, y más aún de los choferes porque reducirán sus ingresos que entregan diario, pero ojalá también sirva esta medida para que reflexionen tanto el titular de Movilidad como los transportistas para que se pongan de acuerdo con el ejecutivo estatal y presenten un proyecto modernizador como se hizo hace muchos años y fue autorizado avalado hasta con un decreto, para que con el apoyo del gobernador puedan salir del  gran rezago en que se encuentran, porque las mototaxis son aspirinas que solo alivian algunos malestares menores, urgen soluciones a fondo, pues los sitios de taxis en las colonias fueron abandonados desde hace años y los camiones urbanos son objeto del pirateo en sus paraderos y suspenden el servicio por la noche por cuestiones de inseguridad, por tal motivo ya es tiempo reorganizar al trasporte público, la gente no puede seguir esperando la gran solución ante una situación económica difícil. Los alcaldes tampoco pueden permanecer cruzados de brazos toda su administración sin ver que nadie haga nada, y los mototaxis son para ellos parte de la desesperación y de las alternativas.