EL TIEMPO - HUMANITAS

NIKOLA VARGOVA

 

La definición dice el Tiempo que es una magnitud física con que se mide la duración o separación de acontecimientos. El Tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un futuro y un tercer conjunto de eventos ni pasados ni futuros respecto a otro. ¿Cuál es la unidad básica para medir el Tiempo? ¿Son horas, minutos o segundos? Es cierto que la unidad siempre depende del evento que se debe medir. Hay diferentes métodos como medir el tiempo y también diferentes medidores, pero en la finalidad el Tiempo queda como constancia o representación de algo inmaterial.

 

Muchas veces en la conversación con otras personas estamos utilizando frases como "no tengo tiempo", "esto requiere mucho tiempo", "nos queda poco tiempo" sin hacer referencia, cual unidad de medida pretendemos a tomar. ¿Hablando sobre algo que requiere mucho tiempo me refiero a las horas o minutos? Creo que ni nosotros mismos lo sabemos. Tener o no tener tiempo se volvió a una justificación para nosotros, para hacer o no hacer cosas, estar con personas o evitar contacto con ellos. Una medida subjetiva del interés hacia actividades o eventos en la vida y las personas en nuestro alrededor. A vez de manera objetiva argumentar nuestro interés por las personas o por actividades, que queremos ejercer nos escondemos detrás de los minutos o horas. Coincido con la reflexión de Albert Einstein, que el tiempo es una ilusión. No es nada más mejor definible porque es un elemento cambiante dentro de nuestras vidas, pasa y ya no vuelve atrás pero también porque nos hace ilusión de los valores reales en la vida, nos hace soñar o despreciar el valor real del momento.

 

El Tiempo como fenómeno jurídico esta vinculado con la existencia humana y su transcurso constituye un hecho jurídico. El derecho objetivo reconoce el Tiempo como un factor de modificación de las relaciones jurídicas y lo aprehende mediante normas para el computo de su transcurso. El transcurso de Tiempo en la materia del derecho no debe confundirse con el tiempo, como periodo o espacio porque es un elemento esencial dentro de las normas jurídicas directamente vinculado con su aplicación y efectos. En la terminología jurídica un determinado momento o punto de tiempo representa instante. También el principio de la temporalidad de las normas esta relacionada con el uso del tiempo porque es cierto que las leyes y demás normas legales entran en vigencia en un plazo determinado y a partir de este tiempo se hacen obligatorias hasta su derogación. 

 

El computo del Tiempo en el sentido jurídico está relacionado con años, meses, días y horas precisando siempre por norma específica. También la expresión "Primero en el tiempo, primero en el derecho" es un principio referente a la aplicación del Tiempo en la materia del derecho.

 

Finalmente es cierto, que el Tiempo en nuestras vidas es un elemento relativo y subjetivo que siempre depende del modo de su uso. En el sistema jurídico la aplicación es más precisa al contrario de la vida cotidiana, donde el uso del tiempo depende únicamente de nosotros mismos del valor que damos a cierto momento y a nuestras vidas.