El léxico del pueblo según Chava Flores

Por Amelia Gutiérrez Solís

 

 (Agencia Informativa Conacyt) En la Facultad de Letras y Comunicación (Falcom) de la Universidad de Colima (Ucol), la doctora en lingüística Lucila Gutiérrez Santana estudia los cambios léxicos, los procesos fonológicos, las adecuaciones en el lenguaje y las nuevas palabras que no están completamente normadas por las reglas de la gramática. 

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Lucila Gutiérrez explicó que la palabra “hipocorístico” es un término técnico para denominar los acortamientos cariñosos en los nombres propios, mismos que se utilizan para expresar afecto y cercanía, aunque a veces también pueden llegar a ser peyorativos. 

Dra. Lucila Gutiérrez Santana.

“Básicamente es que un nombre propio se hace más pequeño, quitándole elementos del principio, del final o de los dos lados y para que haya un hipocorístico debe haber un proceso fonológico, principalmente elisión, pero también encontramos, palatalizaciones, metátesis e inserciones”, detalló.

La experta en lingüística por la Universidad de Concepción, en Chile, analiza los procesos fonológicos, los que ocurren en hipocorísticos y acortamientos léxicos, tanto en el plano sincrónico como en el diacrónico, para conocer los cambios que se dan en la lengua.

Derivado de esta investigación, Lucila Gutiérrez estudia hipocorísticos relacionados con la distribución diastrática, es decir, de acuerdo a niveles socioculturales, por ello retomó las composiciones de Salvador Flores Rivera, mejor conocido como Chava Flores, que representan la cultura popular de México en la década de los cuarenta y cincuenta.

“Los hipocorísticos forman parte del léxico popular y también de la identidad. Y como las canciones de Chava Flores reflejan el léxico del pueblo, en ellas están presentes varios hipocorísticos y acortamientos de palabras, formados mediante procesos fonológicos”, señaló.

Evolución del léxico popular

Además, como son canciones de hace años, hay nombres que ya casi no se usan como el de Bartola y otros que él inventó como Céfira, Espergencia y Cateto para que cuadrara la métrica de las canciones.

Fuente: Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM).

Algunas de sus composiciones son: Boda de vecindad, Peso sobre peso (La Bartola), Vámonos al parque, Céfira, Cerró sus ojitos Cleto, Pichicuás, Los quince años de Espergencia y El bautizo de Cheto.