DE TODO UN POCO - ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

 

Son muy pocos los actores políticos o funcionarios de los tres niveles en la entidad que se han manifestado en apoyo a las familias más pobres y a los trabajadores de alto riesgo de contagio, los pocos que lo hacen están demostrado su sensibilidad política respecto a sus representados, pues se ve que sí están entregando despensas, hacen fumigaciones a taxis, entregan cubre bocas, apoyan con medicina preventiva, etc, etc., algunos funcionarios se niegan por temor, según ellos, aseguran que son actos anticipados de campaña, lo cual es incierto porque estamos ante una pandemia, lo que no quieren es gastar ningún peso, pero sí ganar su salario completo sin trabajar durante la cuarentena, ya que no han pedido al Congreso Estatal o Federal, al Gobierno del Estado o a las alcaldía de que les descuenten sus pagos porque no laborarán.

 

Por tal motivo vale la pena mencionar aquí quien está apoyando a la gente humilde, la senadora Gricelda Valencia envió despensas a varios municipios para que fueran repartidas, Virgilio Mendoza hizo entrega también de despensas a familias muy pobres en diferentes municipios, así como de otros apoyos a trabajadores del volante, Rafael Mendoza presidente de Cuauhtémoc, se voló la barda superando a varios alcaldes, pues investiga en las colonias pobres y les compra alimentos y hasta el cilindros de gas, Samira Ceja, Síndico Municipal en Tecomán, también asiste a localidades y colonias marginadas para apoyar con despensas a las familias sin empleo. Leoncio Morán  “Locho” está fumigando jardines y lugares públicos, además de que apoya a familias pobres y pequeños negocios también.

 

Por otra parte ya han aparecido algunos empresarios y ciudadanos voluntarios que por su cuenta se repliegan a las actividades de apoyo social, entre ellos José Luis L. Carrasco quien donó sin pasar a las manos de los políticos 1000 despensas, Agustín Díaz Torrejón anunció que donará 5000 despensas para lo cual ofrece hasta sortear su vehículo, Antonio Gutiérrez entregó 200 despensas al margen de funcionarios, Guillermo Villa ex delegado del Issste, compró y donó 10 mil cubre bocas para los choferes de los taxis de diferentes organizaciones que tienen riesgo de contagio, German Reynaga empresario de un comercio de combate de plagas, fumigó varios taxis gratis, estas acciones sí deben ser tomadas en cuenta por la sociedad, pues las donaciones que se hacen vía institucional también son dignas de reconocer aunque sean recursos de gobierno, además el gobierno nunca alcanzará cubrirlo todo dado la gravedad de la situación. 

 

Manuel López Obrador ha tenido una gran lluvia de críticas promovidas por los partidos y actores políticos opositores respecto a su discurso político y la no suspensión de sus giras ante la contingencia sanitaria, pero la realidad es que los gobernadores se le adelantaron políticamente a manifestar la emergencia sanitaria y no les quiso hacer el caldo gordo, y esperó unos días a realizar su propio anuncio posterior, por eso dijo “Ahora sí vamos actuar y dio indicaciones a la Secretaría de Salud” y la Secretaría de Relaciones Exteriores para anunciar las medidas sanitarias y el control de ingreso de los vuelos extranjeros, y después al de Hacienda para que les soltara los recursos a los gobernadores, que es lo que les urgía, la lana, les envió lo que les corresponde al periodo de abril-junio, mismos que suman 10,000 millones de pesos, mencionan que lo que va del año ya se habían distribuido 25,000 millones de pesos, sin contar alrededor de 4,500 millones de pesos que el propio Insabi está destinando para la compra de medicinas y suministros médicos, agregó que destinarán 500 millones más a la Marina y a la de Defensa Nacional (Sedena) otros 4,000 millones con el fin de implementar los planes DN-III para hacerle frente a la pandemia del Covid-19 en el país y respecto a la Secretaría de Salud dispone de un presupuesto de poco más de 128,000 millones de pesos, de los cuales ya ejerció el 20% y se espera que para finales de este mes se avance al 29 por ciento para la prevención.

 

Por otra parte el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez al menos se ha distinguido de no tener una postura frontal ni de crítica pública hacia al mandatario federal, como lo han hecho otros gobernadores, y nuestra entidad es uno de los estados aunque con poca población, pero con riesgo ante el virus, porque cuenta con el puerto internacional de Manzanillo, llegan cientos de barcos de país altamente infectados, mas sin embargo, hasta hoy se tienen tres personas detectadas infectadas más bien de personas que han estado en otros países, de las cuales acaban de informar que dos de ellas están fuera de peligro. La opinión pública señala en su mayoría de que el ejecutivo estatal hizo una declaración oportuna de la emergencia sanitaria y algunos empresarios avalaron su postura sobre determinados apoyos fiscales, y más aún ante el despliegue que harán en apoyo de las familias pobres ya que la recién nombrada Directora General del DIF Estatal, Julia Jahel Quiñones es una mujer muy activa para estas actividades ya que le encanta subir cerros y recorrer colonias muy apartadas, así lo manifestaron en redes sociales algunas líderes de colonias. El gobernador dijo que necesitaba el apoyo del presidente del país para incrementar el número de camas hospitalarias ya que de las tres dependencias, Issste, Imss y Secretaría de Salud solo suman 500 y que requiere más, así como de buen equipo, medicamentos y material médico.