CUANDO DESPERTÓ EL DINOSAURIO TODAVÍA ESTABA AHÍ

Por: Eduardo Mendoza Vargas*

En el Estambre del Gato

 

 

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) fundado el 04 de marzo de 1929 quien un principio se llamaba Partido Nacional Revolucionario, es el mismo que también ha estado en casi todos los gobiernos locales, estatales y en la federación, derivado de su historia ha sido objeto de incontables escándalos y actos que avergonzarían a más de uno, por el cinismo y desfachatez con la que pueden actuar algunos actores políticos pertenecientes a esa llamada por Mario Vargas Llosa “La dictadura Perfecta”.

 

Pero los años pasaron y por varios procesos electorales los partidos de oposición agotaron hasta el cansancio sus intentos por derrocar a los gobiernos priistas, haciendo alternancia en el año 2000 y en el 2006, recuperando el triunfo de la mano de Enrique Peña Nieto en el 2012; pero fue en el año 2018 que por fin lo lograron los partidos de izquierda, el obtener el triunfo y quedar al frente del país de la mano del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez llevo a varios personajes, que ahora son impresentables, arriba de la ola morenista, logrando con ello el ganar la mayoría de los cargos a elección de ese año. Por ese tiempo todo mundo dejaba sin esperanzas a partidos que siempre estuvieron en el poder profetizando pocos triunfos en el futuro a corto o mediano plazo.

 

Pero todos los argumentos y buenas intenciones o deseos se cayeron el pasado domingo 18 de octubre, cuando en los Estados de Hidalgo y Coahuila las votaciones hablaron por sí solas, resurgiendo de la era paleolítica un dinosaurio que ya se creía extinto y que apareció en solitario, donde en unas elecciones que eran mero trámite para el partido del presidente AMLO, los resultados fueron lo contrario y como lo menciona en su página web de www.animalpolitico.com  en su nota PRI aventaja en todos los distritos de Coahuila, según PREP; en Hidalgo obtiene 32 municipios “en donde de acuerdo al Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), el PRI tiene ventaja en 16 de los 16 distritos para renovar el Congreso de Coahuila, con un avance del 96.3% de actas contabilizadas. Al momento se han contabilizado 3,699 actas de 3,841 capturadas”, el proceso electoral no fue lo que se esperaba, y muchos no daban crédito a lo que sucedía.

 

Con el transcurso de la noche de ese domingo y la madrugada del lunes los resultados dejaban a MORENA relegado como segunda fuerza, y hasta tercera, dejando al descubierto la posibilidad de la perdía del registro local de sus aliados a nivel federal. Pero ¿Qué fue lo que pasó? Haciendo memoria del título de la canción de por allá de principios de los 2000´s del grupo Genitalica. Pero bueno a grandes problemas grandes soluciones y  como lo menciona en una declaración para el portal www.infobae.com  el hasta ahora dirigente nacional interino de MORENA Alfonso Ramírez Cuellar, no acepta lo resultados del PREP, mucho menos dar crédito a la noticia que bajo su corto e innecesario mandato perdió de forma catastrófica la que posiblemente será la única elección en la que estará al frente como dirigente político, pues para su mala suerte y el pueril argumento de que siguen revisando actas, no ha dejado duda que la ciudadanía no está contenta por el actuar que ha tenido el partido en el poder o en palabras más claras, no está contenta con el actuar de aquellos personajes que se abanderan y pregonan hasta el cansancio su pureza de raza aria (MORENISTA).

 

Lo cierto es que muchas y muchos se durmieron en sus laureles después del triunfo del 2018, quizás faltó mayor trabajo de estructura y menos preocupación por los visibles conflictos internos del partido, más unidad, o simplemente aterrizar en la realidad en la que viven la gente que está fuera de la luna de miel partidista.

 

Sin duda lo sucedido en esos Estados debe ser el indicador de que algo no anda bien, y que se debe de corregir el camino en el partido (MORENA), en el cual las estrategias que se han utilizado hasta el momento no han sido del todo certeras, o adecuadas para los nuevos tiempos, o que simplemente aquellos quienes, juraron y perjuraron, pero nunca cumplieron con lo prometido en campaña, son responsables de la mala imagen que se le atribuye a MORENA, pues a dos años de su victoria se escusan en desviar las críticas con verdades a medias o mentiras disfrazadas.

 

El domingo ganaron la mayoría de los comicios las agrupaciones políticas que se rehúsan a morir, y las elecciones en Hidalgo y Coahuila pintan un panorama aún más difícil para los partidos en el 2021, ya que, por una parte, nos da cuenta de que el arraigo del partido tricolor aún persiste en la ciudadanía y por otro que su estructura ha sido trabajada y reformada a los nuevos días.

 

Finalizo este enredo con la espera de saber que le depara al partido de MORENA en el Estado de Colima, pues recordemos que los múltiples escándalos de las y los legisladores locales, los malos resultados de los alcaldes de Manzanillo y Tecomán y que decir de los problemas de la Delegada de los programas federales eso, sin contar con el supuesto fraude que hubo con los “Jóvenes Construyendo el futuro” son lastres que no dejar muy bien parado al partido en el Estado y que serán el combustible para hacer funcionar a la maquinaria de la oposición; quienes ya han dejado ver que se desliza una posible unión entre PRI, NUEVA ALIANZA, PAN Y PRD, la cual pudiera derrumbar lo ya logrado por el partido de izquierda.

 

Veremos si los tiempos les ajustan a los líderes partidistas para crear una estrategia que les permita obtener y mantener los cargos obtenidos en él 2018, o si son consumidos por el animal y cuando despierten de su sueño idílico, se asombran de que el dinosaurio todavía estaba ahí.

 

*Autor de la Columna: “En el Estambre del Gato”, Licenciado egresado de la Escuela de Mercadotecnia de la Universidad de Colima, analista independiente, docente, community & social media manager y rescatista animal