CARTA PÚBICA A LA SECRETARIA DE SALUD - ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

 

El suscrito ciudadano Abel González Sánchez, por medio de la presente carta pública me dirijo a usted señora Leticia Delgado con el debido respeto, porque es la única forma de llamar su atención, pero nos preocupa a la ciudadanía el incremento de contagios y defunciones por la pandemia lo que ha provocado que Colima es la única entidad de color rojo en el país, por lo que debemos reconocer que algo nos está fallando en nuestra entidad y como cabeza del sector público en materia de salud a usted le corresponde asumir esta gran responsabilidad social.

 

Reconocemos que tanto usted y el señor gobernador comparten también dicha responsabilidad política, pero observamos que mucha gente todavía no valora ni tiene miedo a contagiarse y arriesgar la vida de su familia, sus amigos y vecinos, tal como lo manifestaron los organizadores de la fiestas de Zacualpan invitando en redes a sus fiestas patronales, advirtiendo “el que tenga miedo al Covid que no venga son fiestas de valientes” a los pocos días de dichas fiestas hubo siete defunciones de Covid en dicha comunidad de Comala, ayer domingo inclusive hubo otra corrida de toros, retando a la muerte. ¿Qué hacer ante tanta irresponsabilidad social? Y en donde el ayuntamiento de Comala nada hizo. Sabemos que los contagios aumentan sin control en la entidad y decenas de pacientes contagiados nuevos no saben a dónde recurrir por tanta información contradictoria en redes que confunde, provocando irritación y desconfianza ciudadana.

 

DIÁLOGO CON UN ABOGADO CON COVID El Lic. Doroteo García Lozano el ex Abogado General de la U de C. y Director General de Servicios Universitarios, recientemente estuvo al bordo de la muerte al contagiarse sorpresivamente por el Covid 19, quien el pasado 21 de agosto inició con los famosos síntomas, dolor de espalda, huesos, cansancio y pérdida del olor, inicia luego la calentura y fiebre mayor a 38 grados, diarrea y dolor muy intenso de la cabeza, para el día 8 inició la falta de oxígeno y dificultad para la respiración para luego tener que ser hospitalizado por el aumento de su gravidez en una sala de cuidados intensivos con cama especial y ventilador, en un grupo de watts up lo mencionó con el propósito de hacer consciencia social de que dicho Covid es en realidad una verdadera amenaza pública y que desea que cada ciudadano asuma su responsabilidad ya que pueden infectar y arriesgar también la vida de su propia familia. Dijo que la gente no hace gran caso a las recomendaciones y hasta dudan de la existencia de dicho virus mortal, pero que él fue contagiado por razones laborales, considera que falta también una mejor coordinación en entre las dependencias de salud pública en los tres niveles de gobierno ya que la mayoría carece del equipo de oxígeno y de medicamentos necesarios.

 

El abogado dijo que fue terrible su experiencia para recuperarse y que en varios momentos de crisis consideró perder su vida, a pesar de que no padece hipertensión ni diabetes, el Covid lo vivió en carne propia, lo atendió el IMSS y que el personal médico es excelente, son unos guerreros sin temor a infectarse, a pesar que una gran cantidad de enfermeras y enfermeros han muerto, mi primer problema fue no saber a dónde acudir, dijo.

 

APARECIERON LAS CLINICAS Y MEDICOS ABUSIVOS Agregó el abogado que ante el temor que dan las clínicas oficiales Hospital Universitario, Imss o Issste, de infectarse de Covid, cotizó en clínicas particulares y preguntó algunos pacientes que salieron librados, gastando cerca de 100 mil pesos diarios, a un paciente le cobraron 480 mil pesos por su recuperación, algunas clínicas y médicos se hicieron mercenarios o caníbales de la salud pública y están haciendo negocios maravillosos, alguna autoridad debería intervenir en el control de precios ante una pandemia nacional. Recomendó si alguna familia inicia con Covid es necesario comprar su tanque de oxígeno con oportunidad y los medicamentos necesarios, porque las oficiales sufren por ello. Dijo que no deben tener miedo a las clínicas oficiales ni caer en las garras y abusos de los médicos mercenarios que se quieren hacer millonarios con la pandemia, en lugar de coadyuvar socialmente.

 

El problema es grave y usted como titular de la Secretaría de Salud en Colima, sabe que ante el crecimiento exponencial de casos positivos por coronavirus (Covid-19), no habrá capacidad hospitalaria ni posibilidad para comprar más equipo médico que para garantizar la atención de personas en los hospitales de la entidad y que de continuar con el aumento de casos positivos, se llegará a una situación “grave” incontrolable en los servicios de salud en Colima.

Y si se siguen incrementando los casos no habrá inversión suficiente disponible para garantizar la atención médica de todos los pacientes que requieran atención en las unidades de todo el sector público de salud. El equipo que tienen, como el tomógrafo, ventiladores, insumos, medicamentos, equipo de protección personal, no serán suficientes para cubrir la demanda, si no contamos ya con la participación ciudadana y social, y estaremos muy pronto al límite de una situación grave en la prestación de servicios de salud, y de hecho así lo manifestó usted hace un mes en una conferencia de prensa virtual.

 

Por otra parte nos enteramos que el Ejército en la XX Zona Militar hace como 20 días informaron que tienen 20 camas equipadas con ventiladores para dar atención a enfermos del Covid 19 sin saber si tiene o no el equipo y los medicamentos necesarios o la forma y requisitos para ingresar, desconocemos porque hay la sensación de descoordinación, por otra parte el ISSSTE y el IMSS tienen sus propia normativa independiente, al igual que el Hospital Universitario, pero a pesar de realizar procesos de reconversión hospitalaria en el estado, los nuevos espacios que se habiliten como el caso de la XX zona militar no sabemos si cuenta con la norma de seguridad sanitaria para ofrecer una atención de calidad a los pacientes de coronavirus.

 

Por todo lo anterior, esperamos que usted redoble su esfuerzo y que el gobernador convoque al Consejo Estatal de Salud Pública del Estado de Colima que integra a las diferentes dependencias federales de salud, ayuntamientos, Congreso Local, así como a la Cruz Roja, y clínicas particulares o sus organizaciones, porque “urge ampliar la campaña informativa a los estratos sociales más vulnerables ya que la información oficial concreta no ha bajado, ni los criterios médicos han sido uniformes de una dependencia a otra”, urge que el ejército si atiende al Covid informe a quienes y los ayuntamientos ya no naden de muertitos por razones del proceso electoral del 2021, tolerando corridas de toros o eventos con concentración de personas, las políticas de persuasión y convencimiento deben ampliarse. Los contagios aumentan, 74 sospechosos el viernes, 83 el sábado y 118 ayer domingo.

 

A la población le urge saber en forma precisa cuáles son los medicamentos y medidas que debe tomar en los primeros síntomas, en realidad casi nadie lo sabemos, y por ello hay más irritación social y política. Reconocemos el esfuerzo hasta hoy pero los contagios siguen, urge difundir más el número de teléfono para sospechosos del Covid, puesto que llamar al ISSSTE, al IMSS o al Hospital Universitario, es complicado, mucha gente prefiere ir con el DR. SIMI ante tanta confusión y como alternativa por la situación económica, Colima ocupa el primer lugar en ocupación de camas con ventilador, esto alarmante, algo debe hacerse para que Colima ya no esté en color rojo.