APUNTES DE CAMPAÑA - POR: ALBERTO LICEAGA

No.

 

No es la opción. Ni para México ni para Colima. 

 

Hace años había un partido que promocionaba ser la esperanza de México. Hoy en el poder se ha transformado en el generador de su perjuicio. Por el simple hecho de imponer la caprichosa y descaminada voluntad de un ser supremo.

 

Creo que nunca el pueblo mexicano tuvo idea de lo que significaba dar un cheque en blanco a un gobierno. De haber tenido una visión superior y entender la gran afectación que sufriría, seguramente hubiera equilibrado las fuerzas políticas y México no estaría sumido en tan lamentables condiciones.

 

¿Lo que nos pasa hoy es herencia del pasado? Como les encanta decir hoy en día ante los grises resultados. Muy cuestionable. La población no contrató personal para escuchar cada día un mismo discurso como evidencia de su incapacidad. No. La gente los contrató para que dieran resultados y cambiaran las historias que nos habían lastimado como sociedad, con la promesa de mejorar los niveles de bienestar y de progreso.

 

Así que mucho de lo que hoy vivimos es producto de las decisiones del presente. No se puede culpar al pasado cuando la capacidad de hoy sólo da muestras de irresponsabilidad, mediocridad y alta ineficiencia. Y por esas decisiones se ha sumido a todo un país en una peligrosa regresión, muy lejana del progreso y del bienestar para todos, aún para los más desprotegidos, destinatarios favoritos del actual régimen. Como dirían por ahí, una situación así que le cae “como anillo al dedo”, incrementando clientes cautivos. Hablando de comparativos con el pasado, no hay referencia histórica de tan peligrosa decadencia.

 

Este es el nuevo rostro del México transformado. Un México que hoy ha visto perder la estabilidad de su desarrollo por acciones emanadas de un partido que ayer fue la esperanza de progreso y que hoy es cuna de su capitulación y flagelo.

¿Usted consideraría una alianza político-electoral con un partido o sus filiales y aliados, que promueve el bienestar basado en la perversa sumisión del pueblo?

El socialismo. La confrontación y persecución de la clase empresarial. La compactación de la clase media. El crecimiento de la clase baja. El aumento de la pobreza, la ignorancia y el desempleo. El secuestro y disminución de los legítimos patrimonios de los mexicanos. El odio, el rencor y la división de la patria. Chairos y fifís. Su agenda mediática. Los otros datos. Y muchos más que en próximas ediciones veremos. Porque ahí se concentran las fuerzas vivas que promueven el desgobierno, los despropósitos, la imposición y el aniquilamiento del desarrollo.

Porque su transformación no era evolución. Era destrucción e imposición. La Ley López.

 

Debemos recuperar el proyecto de estado y de nación. La alianza debe ser con el progreso, el bienestar y el desarrollo armónico de las familias y la sociedad organizada. Con respeto a las leyes y a las garantías individuales, en el marco del Estado de Derecho. Donde cada quien se esfuerce y con constancia logre el nivel de bienestar al que legítimamente aspira. Que tenga la seguridad de que sus esfuerzos no servirán para mantener a quienes el gobierno no les ha brindado igualdad de oportunidades para su desarrollo.

 

A nivel nacional los dos partidos del poder tendrán sus propios candidatos, afines a Palacio. Unos con un perfil de choque y la confrontación. Y otros con mejor nivel social, académico, económico, capaces de contender con capacidad de triunfo, penetrando en segmentos importantes de la sociedad, a quienes pudiesen representar como sus candidatos.

 

Ambos, junto a los partidos aliados, buscarán la mayoría de la Cámara de Diputados para desde ahí imponer el nuevo rumbo económico, social y político del país, y que desde las alturas desea impulsarse. De lograrse, difícilmente habría reversa durante muchos años. Salvo que del área jurídica-legislativa se brincara a la rebelión…como en Venezuela, como mera coincidencia.

 

Y para ello requieren también de los gobiernos y congresos locales, para ratificar cualquier cantidad de reformas constitucionales, inclusive las que cambiaran el sistema de gobierno mexicano, ya que hay gente muy deseosa de instruir, acaparar y ejercer todos los recursos disponibles a su libre albedrío. ¿Será que le gusta el sistema parlamentario con un Primer Ministro a la mexicana, en donde la elección no sea por partidos, sino por candidatos a los que haya mayor oportunidad de imponer? Porque el actual sistema de partidos en México, está agotado.

 

Lo que vivimos hoy en día no es una política de coyuntura. Es una política de circunstancias que está deseosa de imponer nuevas condiciones.

 

México es un país fuerte y Colima un estado ejemplar. Llenos de pundonor, coraje, entrega y energía para progresar. Con instituciones fuertes, perfectibles, recuperables, que brindan apoyo y satisfacen necesidades a la población.

 

México y Colima son reversibles. ¿Quién será capaz de construir una alianza de progreso y bienestar para la sociedad, y tendrá el tamaño para destruir los lazos que amenazan seriamente la grandeza de México y de Colima? ¿Quién tendrá el proyecto de gobierno capaz de convencer y sumar voluntades para devolver la armonía en el desarrollo? ¿Quién está más capacitado(a) para gobernar y dar los resultados que se reclaman? ¿Indira? ¿Leoncio? ¿Virgilio? ¿Un(a) tapado(a)?

Porque el proceso electoral del 2021 no será una elección de partidos, sino de nombres y proyectos…si es que la elección concurrente no se pospone.

Y lo leo así desde mis apuntes de campaña.