APUNTES DE CAMPAÑA LAS ALIANZAS 2021: LA PESTE NEGRA DE LA DEMOCRACIA (III DE III PARTES)

Por: Alberto Liceaga

Auténticas alianzas para después del proceso.

Que impulsen su verdadero proyecto de transformación política, económica y social del Estado Mexicano.

Alianzas que le conduzcan al control pleno del nuevo México.

Alianzas que duren años y conviertan a los electores en simples instrumentos de la democracia.

Alianzas que conquisten, conserven y transfieran el poder a las próximas generaciones. Sus generaciones.

Alianzas para un nuevo populismo enmarcado en el tatuaje socialista.

¿Qué pensará Virgilio si se consolida la alianza MORENA, PT y su partido, el Verde, al saber que estará apoyando un proyecto político nacional cuyo propósito es el socialismo?

¿Tendrán sus diagnósticos políticos, electorales, de estructuras y sus planes estratégicos, la interpretación correcta de las consecuencias de una aventura de esta naturaleza?

¿Acaso en sus cálculos estará que su patrimonio político, su carisma social y el apoyo de sus patrocinadores son suficientes para contener la reacción de la clase media, media-alta y alta, en contra de lo que significa esa alianza?

¿Le estará apostando a ganar con las alianzas cupulares, cuando ya no hay votos corporativos?

¿Tendrá Virgilio lo necesario para no caer derrotado con el obsoleto sistema vertical, propio de estas alianzas, diplomado con honores en el arte de la simulación?

Veamos. Suponiendo que él fuera candidato de esta alianza, desplazando a Indira, es de esperarse que ella buscaría otras siglas para participar. Su gran oportunidad es ahora y difícilmente la dejaría pasar.

Ella es la única mujer visiblemente competitiva tras la gubernatura, en este momento. El listado nominal es mayoritariamente femenino. La identidad generacional simpatiza con ella, muy por encima de los demás.

Ella puntea con mucho en la simpatía y la preferencia electoral. Tiene carisma, es aguerrida y ha resistido los embates mediáticos. Sus problemas legales pudieran ser su detractor pero hacerla víctima fuera de tiempo, pueden hacerla inalcanzable.

Su simpatía por la 4T es su gran lastre. Pero al fragmentarse los votos anti - López, el impacto puede ser mucho menor y ganar con los votos de su propia cosecha.

Ambos disputan exactamente el mismo mercado electoral y el mismo nivel socioeconómico, donde ella ha estado trabajando con los beneficiarios de becas y programas.

Y sin duda que si Indira no llegara a ser candidata, capitalizaría sus grandes ventajas en contra de Virgilio. Porque no hay que olvidar que a él se le identifica mayormente afín al gobierno estatal.

Por ello para Virgilio sería muy arriesgada la apuesta y pudiera ser su última derrota, si se atreviera a darle la espalda al electorado colimense, anteponiendo su proyecto personal para aliarse en pro del socialismo y jugarse el pellejo con un intento a 7mos en votación vertical. Porque de entrada, es muy visible el voto cruzado en contra.

Virgilio debe saber dónde está, cuál es la alianza y cuáles son las estrategias con las que gana.

Leoncio iba solo, caminando, como quería. Sin alianzas ni compromisos. Es el rival a vencer.

Su perfil de resultados está muy valorado, bien recibido. No es muy carismático pero tiene buena presencia, sobre todo en la clase media, media – alta y alta. La clase anti – López. Está probado en la competencia y sabe competir y ganar. Aún en la adversidad.

Es totalmente anti – sistema. Local y federal. Es su fortaleza y principal apuesta. La gente quiere respuestas y resultados. No quiere el socialismo y él es una gran opción.

Pero su partido, Movimiento Ciudadano, poco le ayuda porque no ha dejado de ser un partido regional. De caudillos. Con poca estructura. Ganan más campañas por el candidato que por sus siglas. Leoncio compartirá electorado y va solo. Y ese puede ser su más grave error.

Porque esta elección, como ninguna otra anterior, traerá dados cargados en la mano que mece la cuna. Con el gran titiritero. El arquitecto de las nuevas alianzas.

Sus alianzas. Donde está la peste negra de la democracia. Su socialismo.

 

Y lo leo así desde mis apuntes de campaña.