SEDER ESTARÁ AL PENDIENTE DEL DESARROLLO DEL CIERRE DE LA PROCESADORA DE CARNE MUNICIPAL DE COLIMA

Ante la decisión tomada por el gobierno del presidente municipal de Colima, Leoncio Alfonso Morán Sánchez de cerrar operaciones de la Procesadora de Carne Municipal, el secretario de Desarrollo Rural (SEDER) de Colima, Agustín Morales Anguiano, aseveró que se estará muy al pendiente de este proceso, pero reconociendo que esta decisión es totalmente del ámbito municipal, al tener ellos la facultad correspondiente.

 

Morales Anguiano, destacó que existen dos vertientes, conocer en qué términos dejará de operar, cómo quedará la situación de quienes ahí trabajan y si el servicio se va a concesionar a empresarios, que han manifestado ya este interés puesto que ya estaban sacrificado animales ahí pero que quieren que las instalaciones queden libres de planta laboral para iniciar sus operaciones.

 

En este contexto, precisó que este tema es de la competencia del Ayuntamiento, pero reiteró que estará muy atento y al pendiente, para darle seguimiento al tema porque la Procesadora de carnes de Colima es una de las que más sacrificios realiza, alrededor de 300 cerdos y 60 bovinos aproximadamente, cada día.

 

Mencionó que se debe conocer la estructura financiera que le da viabilidad, ya que como presidente de la Unión Ganadera en el 2006 ya era complicada, aunque en este año la Procesadora recibe un subsidio de 25 millones de pesos para garantizar su funcionamiento.

 

Opinó que quizá se tenga que buscar la eficiencia de parte de introductores y productores, pero consideró que debería quedar abierta la posibilidad de que siga la operación de la Procesadora para que continúe brindando el servicio a los usuarios, por lo que estará atento a cualquier llamado.

 

Insistió en que no puede cerrarse la procesadora sin que se encuentre una alternativa para poder disponer de carne y para ello se pueden suscribir convenios con otros rastros que trabajan actualmente por debajo de su nivel de producción.

 

Agregó que también hay ganaderías que llegan de otros municipios a la Procesadora municipal y hay matanza de la parte de carne que llega de Jalisco y por ello se debe buscar el esquema de cómo funciona para que haya servicio para todos los ganaderos que están llevando la matanza ahí.

 

Aclaró que no habría riesgo sanitario porque la SEDER no permitiría que se sacrifiquen animales en cualquier lugar, aunque constitucionalmente la obligación define la obligación de los ayuntamientos de buscar esquemas para tener garantizado el sacrifico de ganado.

 

Mencionó que ya se cuenta con el terreno para construir un Rastro TIF, luego de que el Gobernador donó el terreno a través del Consejo Estatal Agropecuario y a partir de eso la SEDER ha buscado programas para aterrizar recursos para el tema del rastro, sin obtener buenos resultados ya que no ha habido presupuesto desde la administración anterior.

 

Indicó que también está abierta la posibilidad para que empresas particulares, junto con los ganaderos, busquen un esquema para la construcción y se aproveche n las 40 hectáreas disponibles en Los Asmoles.