PLANTA PROCESADORA DE ARROZ COMENZARÁ A TRABAJAR EN NOVIEMBRE: ARNOLDO VIZCAÍNO

El presidente de la Asociación de Productores Unidos, Arnoldo Vizcaíno Rodríguez dio a conocer que la nueva planta procesadora de Arroz entrará lista para comenzar operaciones cuando se llegue el momento de la cosecha a partir del mes de noviembre.

 

Vizcaíno Rodríguez manifestó que por fin se verá cristalizado el proyecto de que los productores colimenses cuenten con una planta propia, pese a que fue un proceso lento y tardado, se logró la adquisición de todas las maquinarias.

“El arroz viene en grano acascarado, cubierto con una cascara muy dura y para procesarse es necesario que haya una planta, pero estas son muy costosas  y el campesino no tenía el recurso ni la maquinaria necesaria, por ello se veía obligado a seguir vendiendo su cosecha al precio que le ofrecieran”, expuso.

 

Manifestó que una estructura de este tipo tiene un costo real de casi 50 millones de pesos, sin embargo, con la ayuda de programas y la reutilización de algunas piezas, su costo será de al alrededor de 25 millones de pesos.

 

Manifestó que en Colima cada año se siembran  dos mil hectáreas de este grano, por los que la necesidad de contar con esta infraestructura era ya muy grande.

El también productor explicó que de una tonelada de grano se producen 420 kilos de arroz entero y cerca del 20 por ciento es arroz quebrado que también tiene mercado, destacando que el arroz de  Colima es muy cotizado por su alta calidad.

“En México se come más arroz del que se produce. Alrededor del 80 por ciento vienen de fuera, principalmente de Asia”, comentó.

 

Asimismo dijo que para este año se cree que se producirán 500 toneladas de arroz quebrado, puntualizando que ya se tiene comprador para la mitad y aunque sobra mercado, no se ha descartado la posibilidad de producir horchatas u otros derivados. 

 

El también productor de caña manifestó que a raíz de que tomó protesta el nuevo dirigente de los cañeros, Francisco Javier Guardado, las condiciones para este grupo de productores han mejorado considerablemente.

 

“Ahora estamos bien porque acabamos de quitar a los malos dirigentes que no defendían a los trabajadores ni a los productores, ahora podemos ver un escenario prometedor”, sostuvo.

 

Manifestó que una prueba de ello, es el incremento en 10 puntos en el carverd (cantidad de azúcar que se produce por tonelada). Con la vieja dirigencia se producía el 14 por ciento, con la nueva dirigencia estamos en 24.

 

“Son cosas que no se cuidaban, los insumos, los altos costos de cosecha y antes el ingenio decía cuanto se pagaba y ahora ya hay vigilancia muy ferria, incluso se acaba de instalar una báscula nueva, porque se tenía la presunción de robo en las toneladas”, indicó. 

 

Explicó que a partir de la siguiente zafra, todo camión se pesará antes de la carga y posteriormente, para finalmente hacer el comparativo correspondiente. 

Manifestó que por su parte el gobierno federal apunta a que se desarrolle el campo en punta a los productores, sosteniendo que las organizaciones campesinas solo son entes agonizantes  por los malos manejos, pero tampoco se descarta el que surjan nuevas.

 

“En medida de que el gobierno responda a las necesidades de los productores y cumpla con su responsabilidad, se van a dejar de requerir esas organizaciones, la gente se organiza porque no les responde su gobierno”, finalizó.